Jornada Internacional de Oración por la Paz en Tierra Santa

Participan 2.500 ciudades de todo el mundo

| 1174 hits

ROMA, miércoles 25 enero 2012 (ZENIT.org).- El próximo domingo 29 de enero se celebra la IV Jornada Internacional de Oración por la Paz en Tierra Santa, una iniciativa de algunas asociaciones católicas juveniles y grupos de oración eucarística. Este año se prevé la participación en la jornada de 2.500 ciudades del mundo durante 24 horas.

La Jornada Internacional de Oración por la Paz en Tierra Santa, desde su primera edición ha atraído la participación de numerosos jóvenes de todo el mundo.

El presidente de Consejo Pontificio Justicia y Paz, cardenal Peter K.A. Turkson, se ha unido al acontecimiento con un mensaje en el que pide la participación en el evento.
La Jornada, desde hace tres años, es impulsada por varias iniciativas juveniles italianas (Asosciación Nacional Papaboys, Jóvenes por la Vida), grupos de adoración eucarística y, desde el año pasado, por la Asociación para la Promoción de la Oración Extraordinaria de todas las Iglesias por la Reconciliación, la Unidad y la Paz.

Para unirse a la iniciativa, el cardenal Turkson envió un mensaje en el que afirma: “La Iglesia desde siempre mira a Tierra Santa con afecto y atención”. Y cita a Benedicto XVI en su discurso, en noviembre pasado al Consejo Religioso Israelí, cuando afirmaba que “la justicia, junto a la verdad, el amor y la libertad, es un requisito fundamental para una paz segura y duradera en el mundo. El movimiento hacia la reconciliación exige valor y amplitud de miras además de confianza en que será Dios mismo quien nos indicará el camino”.

El cardenal se dirige a los jóvenes para pedirles: “Hace falta que seáis vosotros mismos ejemplo y estímulo para los adultos, siendo conscientes de vuestras potencialidades, no cerrándoos en vosotros mismos, trabajando por un futuro mejor sobre todo para vuestros coetáneos”.

“Los jóvenes –añade el cardenal- son y pueden ser un recurso para la paz si viven su libertad en relación con la verdad, el bien y con Dios. Sólo así se ponen raíces profundas a su compromiso por la justicia y la paz. Sólo el encuentro con Dios permite vivir plenamente la propia vocación de constructores de justicia y paz”.

“Me siento cercano a vosotros mientras os preparáis a vivir también este año una cita importante que os implica a todos en una cadena de solidaridad y de oraciones que suben a Dios desde todas las partes del mundo. Sentíos recordados con afecto y con amistad. Me uno a vosotros orando a Aquél que es el Padre de todos”.

Para saber más: http://www.papaboys.it.