Joven sacerdote asesinado en Túnez

No se sabe si es víctima de un robo o del fundamentalismo religioso

| 2734 hits

TÚNEZ, viernes, 18 de febrero de 2011 (ZENIT.org).- El cuerpo del padre Marek Rybinski, joven misionero salesiano en Túnez, ha aparecido sin vida este viernes en la escuela salesiana de Manouba. No se sabe si ha sido víctima de un robo o del fundamentalismo religioso.

Dado que el sacerdote, de origen polaco, no estuvo presente en la oración de la noche anterior ni en la misa de la mañana del viernes, el padre Lawrence Essery, director de la presencia salesiana en Manouba, se alarmó al no encontrarlo en su habitación y alertó a la policía local.

Los investigadores llegaron poco después e iniciaron la búsqueda. Su cuerpo apareció en un armario de la escuela con la garganta cortada. Es el segundo religioso que aparece muerto en este último periodo caracterizado por disturbios sociales.

A las  9.30 de la mañana del jueves, el padre Rybinski, ecónomo de la comunidad local salesiana, se comunicó vía telefónica con sor Ewa Siuda, de la Procura Misionera de Varsovia, pidiéndole el envío de un fax que confirmara el éxito de la trasferencia de una cantidad de dinero, trasferida en el mes de diciembre, pero que el banco no había podido desbloquear.

El 31 de enero, en la fiesta de san Juan Bosco, los salesianos de Manouba encontraron debajo la puerta de su casa una carta anónima que amenazaba los religiosos de muerte en caso de que no pagaran una cantidad de dinero.

Por este motivo, la policía no se ha pronunciado sobre los motivos del asesinato, que parecen ser el robo con soborno o el fundamentalismo religioso.

El padre Rybinski, de 33 años, fue ordenado sacerdote en mayo del 2005. En septiembre de 2007 llegó a Manouba. 

"Marek era sumamente eficaz y a través de sus contactos con la procura misionera polaca, donde había trabajado antes de llegar a Túnez, pudo financiar diversos proyectos para el bien de la escuela", declara en una nota enviada a la Agencia de Información Salesiana el padre Essery.

El arzobispo de Túnez había sido nombrado al joven misionero capellán de la comunidad polaca con la cual transcurría mucho tiempo preparando a los jóvenes para el sacramento de la confirmación.

Esta noche en la catedral de Túnez, monseñor Maroun Elias Nimeh Lahham, arzobispo, presidió una eucaristía en sufragio del padre Rybinski.

El rector mayor de los salesianos, el padre Pascual Chávez Villanueva, ha expresado expresado su consternación y dolor al recibir la dramática noticia.