Jóvenes argentinos y chilenos darán gracias al Papa por la paz

El pontífice intervino en el conflicto por el canal Beagle

| 788 hits

BUENOS AIRES, 11 agosto (ZENIT.org).- Agitando banderas de ambos países, cerca de 3.000 jóvenes argentinos y otros 5.000 chilenos agradecerán al Papa «su intervención en el conflicto por el canal Beagle, que casi deriva en una guerra absurda». Así lo reveló el obispo de Merlo-Moreno y responsable de la pastoral juvenil a nivel nacional, monseñor Fernando María Bargalló, quien explicó que el gesto tendrá lugar durante la clausura de la Jornada Mundial de la Juventud, que presidirá Juan Pablo II entre el 19 y el 20 de agosto.



El conflicto entre los dos países surgió por la posesión del canal y estuvo a punto de desembocar en una guerra entre ambos Gobiernos militares, el año 1978. Finalmente se resolvió pacíficamente gracias a la mediación de Juan Pablo II, quien ratificó la soberanía chilena sobre ese territorio.

Está previsto que grupos de chicos argentinos y chilenos se ubiquen cerca del altar, para que el simbólico acto sea mejor percibido por el pontífice y captado con detenimiento por las cámaras que transmitirán la ceremonia por televisión a todo el mundo.

El número de jóvenes argentinos que viajarán a Roma ha sorprendido a monseñor Bargalló, quien en declaraciones a la agencia AICA reconoce que «pensábamos que viajarían muchos menos. De hecho, no lo pusimos como prioridad cuando trazamos los objetivos de la pastoral, que estuvieron apuntados más bien a que cada joven viva profundamente el jubileo en su propia diócesis».

Las Jornadas de la Juventud de 2000 ha suscitado más interés entre los chicos y chicas argentinos que otras celebradas en Europa. En París, en 1998, por ejemplo, el número de los asistentes fue de 1.700. «Evidentemente --explica el prelado argentino--, el hecho de que sea en Roma, en el marco del año santo, tiene una fuerza particular; tanta, que esta vez no necesitamos hacer promoción».