Jóvenes cubanos ofrecen consuelo a los afectados por el ciclón

Sin distinción de credos ni adhesiones políticas

| 1148 hits

Por Araceli Cantero Guibert

MIAMI, lunes 5 noviembre 2012 (ZENIT.org).- A los pocos días del paso del ciclón Sandy por la provincia de Holguín, en el noroeste cubano, jóvenes católicos de Banes y Antilla salieron a consolar a la gente con dos textos bíblicos en sus corazón.

Con el texto de Isaias “consuelen, consuelen a mi pueblo…” y con palabras de Pedro y Juan al tullido de la Puerta Hermosa del templo “ni oro ni plata tenemos… pero en nombre de Jesucristo levántate y anda…” los jóvenes salieron al encuentro de los damnificados; incluso alguno de ellos había perdido su propia casa, y sin embargo salieron a consolar a los demás.

En Antilla, recibieron muchas lágrimas y testimonios confidenciales. A su párroco, el padre Pablo Emilio Presilla le contaron que fueron recibidos por pentecostales y adventistas, por testigos de Jehová y comunistas, por indiferentes y agnósticos.

En una casa de familia, donde profesan otra religión y el mar se lo había llevado todo fueron recibidos con indecisión y no querían recibir la ayuda, ni la leche para los niños. Uno de los jóvenes, les habló del amor de Jesús, les dijo que eso de divisiones y religiones es fruto del pecado, que todos somos hermanos y que si no recibía la leche y los demás presentes, que al menos pensara en sus hijos.

En una entrevista por correo electrónico, el sacerdote resumió la experiencia de los jóvenes y lo que le contaron a su regreso. Ante las familias dubitativas, les insistían que no estaban allí con intención proselitista, que no les pedían abandonar su religión, sino que aceptaran la ayuda en virtud de su necesidad.

Según indicó el sacerdote “los jóvenes regresaron a la parroquia fortalecidos en la visión cristiana del amor”.

Para el padre Presilla la experiencia le ha hecho pensar en la nueva evangelización y también en el lema del Año Jubilar Mariano referido a la patrona de Cuba: la Caridad nos une.

Para ayudas a la Diócesis de Holguín escribir a : gestoSandy@obiholguin.co.cu.