Juan Pablo II alienta a los banqueros a ser fermento de renovación social

Les recuerda las exigencias del bien común

| 1373 hits

CIUDAD DEL VATICANO, lunes, 8 noviembre 2004 (ZENIT.org).- Juan Pablo II alentó este sábado a los banqueros a ser fermento de renovación social al recibir en el Vaticano a siete mil dirigentes y socios del Banco de Crédito Cooperativo de Roma, con ocasión del cincuenta aniversario de su fundación.



«En todo momento, pero sobre todo en la actualidad, es necesario que los cristianos sean en cada ámbito fermento de auténtica renovación social y levadura de esperanza evangélica», dijo el Santo Padre durante el encuentro, que se celebró en la sala de las audiencias generales.

«Como creyentes, sed siempre conscientes de que, para desempeñar fielmente vuestra tarea, debéis cultivar un asiduo contacto personal con Cristo», les recomendó el pontífice.

«En este sentido, puede resultaros útil para la formación y el testimonio cristiano el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia, recientemente publicado», afirmó en referencia al volumen redactado por el Consejo Pontificio para la Justicia y la Paz.

El Papa expresó «un especial agradecimiento» al presidente del banco y a sus colaboradores por la ayuda que proporcionan «a las comunidades eclesiales, a las parroquias, especialmente a las rurales, y a las obras de promoción humana gestionadas por entes eclesiásticos y por comunidades religiosas».

En la labor de crédito, añadió, es necesario tener «siempre presentes las exigencias del bien común».

El banco nació en 1954 en la periferia de Roma para apoyar a la gente modesta, difundir el derecho al crédito y defender a los ciudadanos de la usura. Cuenta hoy con cerca de 13.000 socios y 85 agencias y ventanillas.