Juan Pablo II: ¿Cómo se debe interpretar la música litúrgica?

La belleza debe invitar a la oración

| 919 hits

CIUDAD DEL VATICANO, 19 enero 2001 (ZENIT.org).- ¿Cuál es el criterio con el que se debe escoger e interpretar la música litúrgica? Juan Pablo II respondió a esta pregunta al recibir esta mañana a los doscientos miembros del Instituto Pontificio de Música Sagrada.



«El criterio que debe inspirar toda composición y ejecución de cantos y de música sacra --respondió el pontífice-- es el de una belleza que invite a la oración. Cuando el canto y la música son signos de la presencia de la acción del Espíritu Santo, favorecen, en un cierto modo, la comunión con la Trinidad».

En particular recordó a los músicos que el Concilio Vaticano II indicó como ambientes e instrumentos privilegiados para las composiciones musicales litúrgicas «el canto gregoriano, la polifonía sacra y el órgano».

«La música sacra --aclaró-- constituye un tesoro de valor inestimable que sobresale entre las demás expresiones artísticas, principalmente porque el canto sagrado, unido a las palabras, constituye una parte necesaria e integral de la liturgia solemne».

El Instituto Pontificio de Música Sagrada fue fundado por san Pío X, en 1910.