Juan Pablo II pide a los sacerdotes confesarse más frecuentemente

Un camino indispensable de santificación, asegura

| 574 hits

CIUDAD DEL VATICANO, 17 marzo 2002 (ZENIT.org).- Juan Pablo II ha pedido a todos los sacerdotes que recurran más frecuentemente a pedir el perdón de Dios a través del sacramento de la confesión.



La exhortación del pontífice fue lanzada en un mensaje dirigido al pro-penitenciario mayor de la Iglesia católica, el arzobispo italiano Luigi de Magistris, con motivo de un curso que la Penitenciaría Apostólica ha ofrecido a jóvenes sacerdotes o a candidatos al sacerdocio sobre «foro interno», es decir, las cuestiones de conciencia.

En su mensaje, el Papa propone el sacramento de la Penitencia en sentido positivo, es decir, no sólo como un instrumento destinado a «destruir el pecado», sino también como «un precioso ejercicio de virtud, de expiación, de escuela insustituible de espiritualidad».

Por este motivo, pide a los sacerdotes «que recurran a él personalmente como válida ayuda en el propio camino de santificación, y que se sirvan también de él como forma cualificada de dirección espiritual».

«Sólo se puede alcanzar la santidad, en especial la santidad sacerdotal --aclaró el pontífice-- con el recurso habitual, humilde y confiado al sacramento de la Penitencia, entendido como vehículo de la gracia, indispensable cuando se ha perdido por desgracia a causa del pecado mortal, y privilegiado cuando no se ha cometido pecado mortal».

En este sentido, aclaró, la confesión sacramental «corrobora la virtud y ayuda a mitigar las tendencias heredadas con motivo de la culpa original y agravadas por los pecados personales».

Según el Papa, «uno de los máximos dones que nos ha alcanzado del Señor la celebración del Año Santo 2000 ha sido una renacida conciencia en muchos fieles del papel decisivo que desempeña el sacramento de la Penitencia en la vida cristiana y, por consiguiente, un incremento confortante en el número de quienes recurren al mismo».