Juan Pablo II recibe la lista de los mártires del siglo XX

Elaborada por la Comisión jubilar instituida por el mismo Papa

| 1605 hits

CIUDAD DEL VATICANO, 6 dic (ZENIT.org).- Juan Pablo II recibió el pasado 4 de diciembre la lista de los testigos de la fe del siglo XX, miles de páginas en las que se constata cómo hombres y mujeres han dado su vida por amor a Cristo.



La primera página de «L´Osservatore Romano», en italiano, recogía hoy el momento en el que se le entregaban al Papa dos grandes volúmenes, fruto de una investigación auténticamente ciclópea.

Se trata de una indagación realizada a nivel mundial por una Comisión especial de los Nuevos Mártires, fue creada a petición del pontífice en 1996, con motivo de la preparación del gran Jubileo del año 2000.

El pasado 7 de mayo, el pontífice hizo referencia a algunos de los nombres más conocidos presentes en la lista, en una celebración ecuménica que tuvo lugar en el sugerente marco del Coliseo.

En aquella ocasión, se evocaron los nombres de mártires de los cinco continentes: en particular, en la liturgia se hizo referencia a los testigos de la fe en la persecución religiosa en México y España; a la trágica muerte del arzobispo de San Salvador, Oscar Romero; a los católicos, ortodoxos, luteranos, y protestantes que fueron asesinados por dar testimonio de Cristo por el nazismo y el comunismo.

La Comisión, según explica el diario oficioso de la Santa Sede, ha contabilizado 13.400 ejemplos de vida de personas que han muerto a partir del 1 de enero de 1900. Proceden de 106 países. En este trabajo se han recogido sus biografías y el contexto histórico en que dieron testimonio de Cristo.

Las fuentes de documentación han sido las diócesis, conferencias episcopales, las Iglesias católicas orientales, unas 300 órdenes religiosas, las Pontificias Obras Misionales, la Congregación vaticana para las Causas de los Santos, los archivos de la organización Ayuda a la Iglesia Necesitada...

La lista no está concluida
Pero la lista de estos «soldados desconocidos de la gran causa de Dios», como los ha denominado Juan Pablo II, se mantiene abierta, como ha explicado el secretario de la Comisión para los Nuevos Mártires, el padre Marco Gnavi.

En declaraciones a «Radio Vaticano», el sacerdote explica que el trabajo presentado termina con los datos recogidos hasta el 7 de mayo, día de la ceremonia del Coliseo. «Ahora bien, el testimonio del martirio sigue vivo y presente y, por desgracia, está abierto todavía en muchos contextos históricos».

El 70% en la ex Unión Soviética
Gnavi revela que, entre las áreas geográficas más representadas, destaca en primer lugar Europa, pues el totalitarismo nazi y comunista se cobraron muchas vidas de testigos de Cristo. «En la antigua Unión Soviética vivieron más del 70% de estos mártires», informa.

Por su número, destaca, a continuación, «los testigos de la fe de la guerra civil española». Por último, menciona los ejemplos de cristianos de Asia, África y, en número muy inferior, de América Latina, en especial, de América Central.

¿Se trata de «mártires» en el sentido canónico del término? Esta es la pregunta que suscita inmediatamente la lista.

El padre Gnavi responde: «Yo diría que no. Nosotros hemos recibido la orden de realizar un "reconocimiento de la memoria" de los testigos de la fe que, en el sentido más amplio, han ofrecido su propia vida. Por ello, no hemos recurrido a los criterios canónicos propios del reconocimiento del martirio, que es algo muy diferente a lo que e nos ha pedido».