Kenia: Al menos 5 muertos y 200 heridos en ataque islamista

Un misionero narra el ataque durante la celebración dominical en un templo evangélico situado a dos cuadras del centro de misión de la Consolata

Roma, (Zenit.org) Redacción | 437 hits

Un atentado en Kenia perpetrado ayer contra la iglesia evangélica de Likoni, durante la celebración del domingo ha dejado un saldo de al menos cuatro muertos y 21 heridos. 

“No sabemos quién ha cometió el atentado contra la iglesia evangélica, pero lo más probable es que se trate de un grupo de fundamentalistas”, declaró a Fides, el Obispo de Malindi y Administrador Apostólico de Mombasa, Emanuel Barbara, que precisó como "estos grupos amenazan incluso a los imanes de la zona, acusados de ser moderados". Y precisó que además "ha habido varios incidentes, amenazas e intimidación a líderes religiosos musulmanes locales para que prediquen una doctrina radical”.

Un misionero de la Consolata que se encuentra en Likoni al sur de Mombasa, contó ayer a la agencia de noticias MISNA el ataque que se produjo en dicha iglesia evangélica. 

“Poco después de las nueve de la mañana oímos los primeros disparos. Se oyeron los gritos y tanta gente que escapaba para todos lados. Nuestra comunidad está choqueada”, le dijo a la agencia MISNA el padre Joseph Waithaka.

El asalto fue llevado a cabo por hombres armados durante el culto dominical y causó muertos y heridos entre los fieles en oración. “Las últimas informaciones que circularon hablan de cinco persona muertas y unas veinte heridas”, sigue diciendo el interlocutor de la MISNA, cuyo centro misional se encuentra a apenas 200 metros del lugar del ataque.

“Esta es una pequeña localidad --precisó el misionero-- en las afueras de una gran ciudad, pero aquí la gente vive en paz, aunque en los últimos años no han faltado las tensiones causadas por la polémica por la intervención militar de Kenya en Somalia”.

Kenya es blanco de grupos extremistas islámicos, en primer lugar de Al Shabaab, desde que lanzó una intervención militar en el sur de Somalia, en octubre del 2011, para apoyar al gobierno central de Mogadiscio frente a los insurgentes.

“A pesar de que este ataque no ha sido reivindicado, los indicios señalan a Al Shabaab, y de todos modos los testigos afirman que los jóvenes que llevaron a cabo la masacre eran somalíes”, agrega el religioso. Inmediata la condena del acto “terrorista” por parte de las instituciones y las autoridades religiosas cristianas y musulmanas. “Una vez más debemos destacar que el Islam es una religión de diálogo y tolerancia –-declararon en un comunicado los responsables de la comunidad musulmana–- y no tiene nada que ver con actos de odio contra nuestros hermanos”.