La agenda de la JMJ adaptada e intensificada por el papa Francisco

La visita al Santuario de Aparecida es un deseo explícito del papa

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Rocío Lancho García | 1478 hits

Ha comenzado la cuenta atrás para el inicio de la primera Jornada Mundial de la Juventud en la que el papa Francisco se encontrará con jóvenes de los cinco continentes. En un briefing ofrecido por el padre Federico Lombardi esta mañana en la sala de prensa del Vaticano, se han explicado algunos detalles sobre la agenda que el santo padre llevará al Brasil.

Del 22 al 29 de julio tendrá lugar el primer viaje internacional del papa argentino que, sin haber sido una elección suya, será a su continente. En este viaje surge un curioso paralelismo con el anterior pontífice, tal y como ha señalado el portavoz el Vaticano. Y esto porque el primer viaje de Benedicto XVI fuera de Italia también fue elegido por su predecesor y coincidió con su país de origen: la Jornada Mundial de la Juventud en Colonia en el 2005. Del mismo modo, ha recordado que tanto el beato Juan Pablo II como Benedicto XVI visitaron Brasil. Juan Pablo II lo hizo en cuatro ocasiones y Benedicto XVI en una.

Adaptado a Francisco

El programa se ha adaptado e intensificado con el cambio de pontificado. Los nuevos actos introducidos por deseo del santo padre Francisco son la visita al Santuario de Aparecida, el encuentro con el comité del CELAM, la visita a la favela de Varginha (Manguinhos) y al hospital de San Francisco de Asís de la Providencia. Otra novedad respecto a los viajes papales anteriores, es que en esta ocasión el papa no responderá a preguntas de los periodistas durante el vuelo, aunque sí ha manifestado su deseo de saludar personalmente a cada uno de ellos.  

El santo padre será acompañado por el cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Marc Ouellet, prefecto de la Congregación para los Obispos y Presidente de la Pontificia Comisión para América Latina y el cardenal João Braz de Aviz, prefecto de la Pontificia Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica.

El papa llega a su continente

El viaje dará comienzo el 22 de julio por la mañana, con la salida del avión desde el aeropuerto de Fiumicino en Roma. A su llegada a Brasil, el papa será recibido por la presidenta Dilma Rousseff y autoridades civiles y eclesiásticas. De ahí se dirigirán al palacio presidencial de Guanabara para la ceremonia de bienvenida, donde tendrá un encuentro privado con la presidenta de Brasil y el alcalde de Río de Janeiro. Para los traslados del papa en la ciudad de Río de Janeiro se utilizará un coche cubierto para los tramos más largos y el jeep descubierto para los recorridos más cortos. Para el martes 23 no está previsto ningún acto.

El miércoles 24 comienza el programa intenso de la semana. Ese día se dedicará al peregrinaje a Aparecida, "fuertemente deseado por el santo padre", según Lombardi. Acudirá en helicóptero a las 9.30 e rezará en la capilla del Santuario donde se conserva la imagen de la Virgen de Aparecida. A continuación el papa se dirigirá al aula de la Basílica para la celebración eucarística que por ser un acto de devoción personal del papa, no será abierto al exterior ni masificado.

Desde allí, acudirá al seminario "Bom Jesus" para tener una comida con los obispos de la región. Esa misma tarde regresa a Río e irá directamente al hospital San Francisco de Asís de la venerable Orden Terciaria Franciscana, un centro que se encarga de atender a jóvenes indigentes y personas dependientes del alcohol y las drogas. El padre Federico Lombardi ha explicado que esta visita tiene un significado simbólico y que incluirá un encuentro con personas que trabajan en este ámbito. Con esta visita se concluye la jornada.

El jueves por la mañana el papa irá a la sede del municipio de la ciudad de Río de Janeiro donde bendecirá las banderas olímpicas y recibirá las llaves de la ciudad. En este acto estarán presentes deportistas en representación del mundo del deporte. Después acudirá a la comunidad de Varginha, una favela de entre 1500 y 2500 habitantes. Visitará la iglesia para bendecir el altar y caminará a pie hasta el campo de fútbol donde habrá un encuentro con la comunidad y les dirigirá un discurso.

Días inolvidables

Por la tarde del jueves se inicia el anhelado encuentro de Francisco con la juventud del mundo, que según el programa tendrá como marco la fiesta de acogida en Copacabana.

El viernes por la mañana se celebrarán las confesiones en una localidad llamada Quinta da Boa Vista, donde está previsto que el papa confiese a cinco jóvenes. A continuación, a la llegada de Francisco al arzobispado, el papa con el arzobispo acudirán a la capilla y saludará a las religiosas y las personas de la residencia y después saldrá al balcón central para rezar el Ángelus. Este día tendrá lugar la tradicional comida con doce jóvenes. Durante la tarde se celebrará el también tradicional Vía Crucis en Copacabana, en el que en cada estación se tratará un problema importante en las perspectiva de los jóvenes.

El sábado será uno de los días más intensos en el programa. Por la mañana está prevista la misa en la catedral de Río a las 9 de la mañana con los obispos, sacerdotes, seminaristas y religiosos. Tras la eucaristía el papa acudirá al Teatro Municipal para un encuentro con la clase dirigente del Brasil. La comida de este día será con los cardenales y obispos del Brasil. Por la tarde, en Guaratiba, en una área llamada Campus Fidei se celebrará la Vigilia.  

El último día de la JMJ comienza con la misa conclusiva a las 10 de la mañana. Al finalizar la celebración eucarística, el papa anunciará el lugar de la próxima Jornada Mundial de la Juventud.  Después el santo padre tendrá un encuentro con el Comité de Coordinadores del Consejo Episcopal Latino Americano (CELAM). Y para finalizar la jornada, el tradicional encuentro con los voluntarios de las JMJ, que en este caso estarán presentes unos 15.000, en representación de los 60.000 que ofrecerán algún servicio para colaborar en el desarrollo de la Jornada Mundial de la Juventud en Río.