La aplicación “Confession” para el iPhone recibe el Imprimatur

Promoción de la vida sacramental con tecnología nivel usuario

| 4428 hits

SOUTH BEND, viernes 4 de febrero de 2011 (ZENIT.org).- Una nueva aplicación, Confesión, para iPhone, iPad e Ipod Touch impulsa la vida sacramental a través de la tecnología. El obispo monseñor Kevin Rhodes dio el primer Imprimatur conocido a este tipo de recurso.

Patrick Leinen, desarrollador y cofundador de Little iApps, la compañía creadora de esta aplicación , contó a ZENIT que su creación “es una respuesta al mensaje que Benedicto XVI hizo en el discurso del año pasado en el Día Mundial de la Comunicaciones, el objetivo de nuestro proyecto fue ofrecer una aplicación digital que verdaderamente pusiera 'los nuevos medios al servicio de la Palabra', dijo”.

El programa, “Confesión: una Aplicación Católica Romana”, se ha desarrollado como una ayuda “para los que frecuentan el sacramento y los que desean volver a frecuentarlo” explicó el comunicado de prensa. Diseñado para ser usado en la preparación de la confesión, y después en la misma confesión, la aplicación ofrece el examen de conciencia, una guía paso a paso del sacramento, acto de contrición y otras oraciones.

Los múltiples usuarios acceden a sus perfiles protegidos por una contraseña, donde a través del examen de conciencia, marcan los elementos pertinentes a su confesión y pueden hacer notas personales.

El padre franciscano Thomas Weinandy, director ejecutivo del Secretariado para la Doctrina y Prácticas Pastorales de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, y el padre Dan Scheidt, pastor de la iglesia católica Reina de la Paz en Mishawaka, Indiana, colaboraron en el texto del programa.

Monseñor Rhodes, obispo de Fort Wayne-South Bend dio el Imprimatur a esta aplicación. Aunque otros programas similares, como “Mea Culpa – Examen de Conciencia para los católicos” y “iConfess- Manual y guía de la confesión” fueron creados para el mismo uso en dispositivos como el iPhone, esta última ha sido la primera aplicación en recibir la aprobación episcopal.

Leinen explicó que “nosotros somos católicos que aman a la Iglesia y que queremos estar en comunión con su actuación”, y “¿qué mejor confirmación que recibir el Imprimatur del obispo?”

“Con el Imprimatur”, añadió, “podemos hacer que los fieles católicos se sientan seguros de nuestra aplicación y que esta contribuya a construir la gran historia y tradición de la Iglesia mediante los nuevos medios de comunicación”.

Nuevos medios

El comunicado de prensa hacía referencia a las palabras de Benedicto XVI en su mensaje en la celebración del 45 Día Mundial de las Comunicaciones, en las que declaraba que los nuevos medios, “si se usan sabiamente, pueden contribuir a la satisfacción del deseo de significado, verdad y unidad que existe en las más profundas aspiraciones de cada ser humano”.

“Nuestro deseo es invitar a los católicos a participar en su fe a través de la tecnología digital, dijo Leinen, que continuó diciendo “la aplicación ya ha ayudado a personas a volver al sacramento después de 20 años”.

Leinen también contó a ZENIT que los planes futuros de la compañía incluyen “la posibilidad de adaptar la aplicación para los usuarios Droid”, que son “nuestra principal demanda”.

“En segundo lugar”, continuó, “nos gustaría continuar creando aplicaciones dinámicas que puedan ayudar a los católicos en su vida diaria”.

Afirmó: “Nuestro lema es: Little iApps es la puesta en marcha del desarrollo de aplicaciones para móviles con un toque a la católica. Creo que esto es lo que nos define”.

Por Genevieve Pollock. Traducido del inglés por Carmen Álvarez