«La aportación de la misericordia cristiana al concepto de justicia»

Discurso de ingreso del cardenal Carles en la Academia de Jurisprudencia de Cataluña

| 569 hits

BARCELONA, 5 junio 2003 (ZENIT.org-VERITAS).- En una sesión pública y plenaria, organizada este jueves por la Academia de Jurisprudencia y Legislación de Cataluña, el cardenal Ricard M. Carles pronunció su discurso de ingreso como académico de número de la docta corporación jurídica.



La disertación del purpurado, que llevaba por título «Epeikeia aristotélico-escolástica, aequitas romana i misericordia cristiana, catalizadores del derecho», analizó estas tres categorías jurídicas que convergen en la aplicación de las leyes con un sentido de indulgencia, de humanidad y de moderación.

El discurso de ingreso abordó, por tanto, la tensión o autonomía entre la ley y la equidad; entre el derecho positivo y la regla moral.

Primero analizó este conflicto en nuestros tiempos y a continuación ha ahondado en las raíces históricas del concepto de equidad.

Carles estudió las aportaciones a este concepto del pensamiento griego, del romano y de la escolástica medieval, especialmente de Alberto Magno y Tomás de Aquino, para acabar remarcando la aportación de la misericordia cristiana en el mundo jurídico.

Desde el inicio de su intervención, el cardenal recordó de manera particular a su antecesor, el cardenal Narcís Jubany, quien «supo hacer compatible el gobierno eclesiástico con el cultivo del derecho, sobre todo en el ámbito de la enseñanza, en el Concilio Vaticano II y en la preparación del nuevo Código de Derecho Canónico».

«Jubany se me presenta ahora --señalaba Carles-- como un eximio ejemplo de jurista cristiano».

Al mismo tiempo que ingresaba en la Academia de Jurisprudencia de Cataluña, el cardenal Carles pedía a sus miembros que se le otorgue al cardenal Jubany, en homenaje póstumo, una de las medallas que atestiguan la condición de académico.

Finalmente el cardenal hizo suya la llamada de Juan Pablo II a que Europa no pierda sus raíces, tampoco en este campo: «Comparto plenamente que estas categorías que hemos analizado proceden de la sabiduría humana, pero han sido logradas y han conseguido su plenitud en el ámbito de la revelación cristiana».

«Por eso --añadió-- creo que estas categorías son todavía capaces de responder a las aspiraciones actuales de los hombres y de las sociedades de hoy».

La Academia de Jurisprudencia y Legislación de Cataluña, en la que acaba de ingresar oficialmente el cardenal Ricard M. Carles, arzobispo de Barcelona, es una institución cuya finalidad es el estudio del derecho catalán y la colaboración con la reforma de la legislación, así como el fomento de la cultura jurídica.