La Archidiócesis de México afirma que falta información electoral

Editorial del semanario católico 'Desde la fe'

| 938 hits

CIUDAD DE MÉXICO, martes 12 junio 2012 (ZENIT.org).- La Archidiócesis de México, en un editorial de su semanario 'Desde la fe', titulado 'Tareas pendientes del IFE' denuncia la falta de suficiente información para las próximas elecciones que se celebrarán el 1 de julio.

El editorial recuerda que, “durante un largo periodo, la primera labor del Instituto Federal Electoral (IFE) ha sido promover con campañas de concientización la participación ciudadana. En un segundo momento se ha dedicado a organizar los comicios, con todos sus detalles, para garantizar la realización del mismo: ubicación de casillas; formación de los grupos ciudadanos que fungirán como autoridades electorales; promoción de observadores; distribución del material para las casillas, especialmente las boletas electorales, etc”.

Sin embargo, advierte que al acercarse la jornada electoral quedan algunos pendientes de suma importancia: “En primer lugar, el IFE no ha aprovechado –como ha hecho en otras elecciones– los tiempos oficiales en los medios de comunicación para aclarar muy bien el uso de las boletas electorales, a fin de evitar equívocos y errores en el momento de emitir el voto. Los ciudadanos deben entender perfectamente la mecánica a seguir en la elección de los distintos niveles”. 

Según el editorial de la Archidiócesis de México, “la ciudadanía ha sido bombardeada con spots y carteles propagandísticos, pero no ha recibido una sola explicación del procedimiento que se debe seguir para marcar las boletas. Sería verdaderamente lamentable que, por falta de una clara información, muchos votos sean desechados como nulos por algunas inconsistencias que desde hoy pueden evitarse. La claridad y la sencillez son elementos indispensables junto con una información oportuna”.

También advierte el editorial del semanario católico que es urgente una clara comunicación de las medidas de seguridad que se están implementando para garantizar la participación ciudadana en toda la República, a fin de que se pueda acudir con toda confianza a este importante ejercicio democrático.

Hace unos días, el IFE señaló que existen 9.311 secciones electorales que están en zonas de riesgo, de las cuales 3.940 se consideran “de alta inseguridad pública por pandillerismo, vandalismo, comisión de diversos delitos, presuntas actividades ilícitas, presencia de personas armadas, etc.”. “Sin duda es una noticia preocupante –afirma el editorial--, no sólo por el alto número de zonas, sino también por la generalidad que implica la información: ¿Dónde están estos lugares de riesgo? ¿A quién toca garantizar la seguridad de todo el proceso electoral? ¿Qué se está haciendo para que lugares identificados con tanta precisión puedan ser seguros?”

“Hay muchas preguntas en el aire --añade--, y esperamos también muchas respuestas, pues estamos en el tiempo oportuno. No debemos dejar que la ilegalidad defina la participación ciudadana. No debemos permitir que la democracia se ponga en riesgo, ni por prácticas antidemocráticas de ningún partido político, ni por amenazas de ninguna clase de delincuentes”. 

Y concluye afirmando que “el IFE es una de las instituciones más importantes de los tiempos democráticos del país, esperamos que esté a la altura para que nuestra democracia se consolide con la participación segura y abundante de los ciudadanos mexicanos”.