La arquitectura espacial, vía para hallar el sentido de la vida humana

La Universidad Católica de Valencia celebra un seminario sobre el tema

| 3824 hits

VALENCIA, de julio de 2010 (ZENIT.org).- La arquitectura espacial permite al hombre conocer sus propios límites y encontrar en ellos la grandeza de su sentido, constataron científicos espaciales de distintos países el pasado 16 de julio en Valencia.

Expertos y arquitectos de la NASA, la Agencia Espacial Europea y diversas empresas e instituciones, así como profesores y teólogos participaron en el seminario Arquitectura espacial de la Cátedra Fides et Ratio, de la Universidad Católica de Valencia.

Los participantes destacaron el encuentro entre la fe y la ciencia que se da en su búsqueda de la verdad a través del conocimiento del cosmos, informó la Universidad Católica de Valencia.

“Desde la arquitectura espacial contemplamos al hombre que quiere conocer sus propios límites y encontrar en ellos la grandeza de su sentido: la dimensión trascendente se nos acerca en este caminar”, destacó el director de la Cátedra Fides et Ratio, José Luis Sánchez.

Al inaugurar el seminario, el gran canciller de la universidad y arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, animó a los asistentes a “ser buscadores de la verdad”.

“Si la humanidad está en el umbral de una nueva exploración” hay que involucrarse en el inicio de esa exploración para ser “buscadores, amigos y rastreadores de la verdad”, afirmó.

El arzobispo destacó que “la fe debe también estar presente, como la ciencia” en el inicio de lo que se vislumbra, en la “nueva exploración” que es adentrarse en el espacio.

En referencia a los científicos reunidos en Valencia, apreció la “belleza impresionante” de encontrar “rastreadores de la verdad que quieren ver la situación actual y que nos tiene que llevar a recapacitar sobre la sostenibilidad de nuestro mundo”.

Y añadió que lo que “nos une profundamente a todos nosotros”, tanto a la ciencia como al mundo de la fe, es que “todos creemos que el gran capital que hay que salvaguardar siempre es el hombre, la persona”.

El seminario abordó aspectos conceptuales, técnicos y arquitectónicos, así como cosmológicos y antropológicos asociados al punto de vista de la arquitectura espacial.

La “búsqueda de la verdad a través del conocimiento del cosmos se constituye en este día en un encuentro fe-física: el libro de la Fe y el libro de la Naturaleza se encuentran”, explicó Sánchez.

Entre los participantes, intervino el director del Comité de Arquitectura Espacial SATC y doctor investigador de la Universidad de Michigan Theodore W. Hall.

El experto explicó que “el planeta Tierra es una parte diminuta de un mundo mucho mayor que estamos llamados a llenar”.

Uno de los aspectos de la arquitectura espacial es “expandir la presencia humana en un universo mucho mayor y para ello tenemos que aprender a vivir de manera eficiente”, destacó.

“Así, aprendiendo a vivir con medios muy limitados en el espacio aprendemos a vivir de manera mucho más eficiente en la Tierra”, añadió.



Por su parte, Brent Sherwood, arquitecto espacial del laboratorio de propulsión a chorro de la NASA, se refirió a la existencia de asteroides con “recursos tangibles” como “una oportunidad para mejorar la vida”.

Habló de la posibilidad cercana del “turismo espacial, ya que hay empresas que si se interesan por este negocio” y de la existencia de una “cantidad ilimitada de energía solar limpia en el espacio”.

El experto en Robótica, Scott Howe, señaló que “nos encontramos en el umbral de una gran aventura” y que “tenemos la responsabilidad de llevar seres humanos a otros mundos”.

Y el científico Mark Luther, de la Universidad de Deakin (Australia), pidió “sostenibilidad” y fijarse en la arquitectura espacial que desarrolla una tecnología muy valiosa, puesto que “el espacio nos enseña que cada electrón es valioso”. Luther se lamentó de que, por ejemplo, “todavía no sabemos usar la luz natural en los edificios”.

El próximo curso, el seminario de la Cátedra Fides et Ratio se titulará Arquitectura Espacial: una nueva perspectiva para la sostenibilidad y el medio ambiente.

La Cátedra Fides et Ratio fue inaugurada el pasado mes de abril para el “análisis, estudio e investigación sobre el hecho religioso y el hecho católico, en su encuentro con la razón, la ciencia y la cultura en su devenir histórico”.