La BBC-TV recrea virtualmente los escenarios de la vida de Jesús

Serie presentada por Jeremy Bowen, ex corresponsal en Oriente Medio

| 1037 hits

LONDRES, 6 febrero 2001 (ZENIT.org).- La Palestina que conoció Jesús ha sido recreada en un documental de la BBC, usando la tecnología computerizada que dio fama a la obra «Walking with Dinosaurs», según informaba el domingo pasado el diario londinense «The Telegraph».



Jeremy Bowen, ex corresponsal de la BBC en Oriente Medio, hace de presentador en la serie de tres capítulos. Basándose en los últimos descubrimientos arqueológicos, el documental, que ha costado 1,5 millones de libras, será emitido por la cadena británica el próximo verano y reconstruirá la arquitectura de Jerusalén, Belén y Nazaret.

Usará imágenes virtuales para mostrar aquellos ambientes tal como eran en el siglo I. Los principales papeles serán interpretados por actores, mientras que las escenas de masas han sido generadas con ordenadores. Usando el cráneo de un judío del siglo I y las últimas técnicas de reconstrucción escultórica para generar la imagen del rostro al que perteneció aquél cráneo, los realizadores han llegado a obtener un reflejo de lo que habría sido el rostro de Jesús.

El documental es uno de los más costosos y ambiciosos realizados por la BBC. Recoge también los momentos centrales de la vida del Señor: nacimiento, muerte y resurrección, y hace una relectura de algunos relatos, como el de la estrella de los Magos, a la luz de los descubrimientos astrológicos.

Intenta recrear también los años de la vida oculta de Jesús, y ha reconstruido una réplica de la barca del primer siglo que podrían haber usado los pescadores del Mar de Galilea.

El último capítulo, se centra en los días que rodean su ejecución. Examina también la controvertida teoría de que el cuerpo de Jesús hubiera sido descendido de la cruz todavía con vida.

Michael Wakelin, productor del documental, ha declarado: «Hace veinte años, un documental de esta naturaleza habría sido completamente diferente. De todos modos, habríamos sido muy escépticos. El Evangelio se contemplaba como una historia bastante dudosa. Ha habido un cambio desde entonces (originado por los descubrimientos que han venido a reforzar la historicidad de Jesús), y los Evangelios se miran hoy de modo diferente. La historia que relatan ha ganado en credibilidad».