Comparta este artículo

La bendita vergüenza de la confesión

Consoladora homilía de Francisco en la misa diaria El confesionario no es ni una "lavandería" que elimina las manchas de los pecados, ni una "sesión de tortura", donde se infligen golpes. La confesión es, más bien, un encuentro con Jesús …