La Capilla Sixtina abierta, el lunes los cardenales autorizan los preparativos

Oraciones en San Pedro por el Cónclave. Tres contemplativas mexicanas lo hacen en la capilla del Santísimo

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) H. Sergio Mora | 1892 hits

“Las obras en la capilla Sixtina se no han iniciado, está todavía abierta al público, porque la ley de la Iglesia sobe el cónclave, indicado en la constitución apostólica Universi Dominici Gregis, señala que son los cardenales quienes tienen que indicarlo en la primera congregación, que se realizará el lunes 4 de febrero”.

Lo indicó el portavoz del Vaticano, padre Federico Lombardi, junto al portavoz en idioma español, monseñor José María Gil Tamayo, a los periodistas presentes hoy en la Sala de Prensa de la Santa Sede.

“Los aspectos técnicos de preparación de la capilla Sixtina --precisó el padre Lombardi- están a cargo del Gobierno de la Ciudad y de la Floreria [un departamento vaticano que custodia muebles y objetos de decoración] que ya tienen todo listo, pero justamente esperan la autorización para iniciarlos”. O sea que no hay peligro de que el Cónclave se atrase por ello.

Sobre los datos de los purpurados, las oficinas del Colegio Cardenalicio indicaron al portavoz que “en Roma residen 75 cardenales, mayoritariamente ancianos. Son 66 los que no residen en Roma, quienes han comunicado su residencia en la Ciudad Eterna, algunos ya han llegado y los otros lo harán en los próximos días, hasta el seis de febrero aproximadamente”.

Al Colegio de Cardenales llegó también la comunicación de algunos cardenales no electores que no participarán en las Congregaciones Generales, por impedimentos graves, aparte de los dos cardenales electores que ya informaron de su ausencia.

Otro tema abordado ha sido la oración por el papa difunto en la misa pro eligendo pontifice. En ella, indicó el portavoz, habitualmente está la petición por el papa, pero en esta sede vacante no se hace. Sí se pide por los obispos y por el pueblo de Dios, aunque en Roma, como el papa es el obispo, tampoco se dice "por el obispo".

Añadió el padre Lombardi, que el cardenal Angelo Comastri, vicario general del papa para la Ciudad del Vaticano y arcipreste de la basílica de San Pedro le comunicó “que todos los días antes de la misa diaria de las 17, en la basílica de San Pedro, se hace una profesión de fe con motivo del Año de la Fe, a la cual ahora se ha agregado una oración específica por el Colegio de Cardenales y el Cónclave”.

Siempre en San Pedro, todos los días en la capilla del Santísimo Sacramento hay adoración. A la misma se sumaron tres religiosas contemplativas mexicanas, para rezar diariamente por los cardenales, el Cónclave y el futuro pontífice.

En español, el portavoz Gil Tamayo, recordó la importancia que le dio Juan Pablo II al Cónclave en la Capilla Sixtina, teniendo delante de sí el fresco del Juicio Final, como lo indicó en sus poemas del Tríptico Romano.

Y de la introducción realizada a dichos poemas por el cardenal Joseph Ratzinger que comenta la segunda tabla del tríptico: “La contemplación del juicio universal --escribió Ratzinger- en el epílogo de la segunda tabla, es la parte del Tríptico que tal vez más conmueve al lector. De los ojos interiores del papa emerge nuevamente el recuerdo del Cónclave de agosto y octubre del año 1978. Puesto que también yo estaba presente, sé bien cómo estábamos expuestos a aquellas imágenes en las horas de la grande decisión, cómo ellas nos interpelaban; cómo insinuaban en nuestra alma la grandeza de la responsabilidad”.