La Comisión Teológica Internacional estudia los «problemas» del diaconado

Reunión de la flor y nata de la teología católica en el Vaticano

| 847 hits

CIUDAD DEL VATICANO, 5 oct (ZENIT.org).- El diaconado y la inculturación. Estos son los dos temas que está discutiendo la Comisión Teológica Internacional, en su sesión plenaria del 2 al 7 de octubre en la Casa Santa Martha del Vaticano, bajo la presidencia del cardenal Joseph Ratzinger, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y presidente de esta Comisión.



Las sesiones están siendo moderadas por el padre Georges Cottier, secretario de esta Comisión teológica y Teólogo de la Casa Pontificia (comúnmente conocido como el «teólogo del Papa»).

Por lo que se refiere al tema del diaconado se ha creado una subcomisión, presidida por el profesor Noronha Galvâo, que ha presentado un documento de trabajo («Instrumentum laboris»), un testo básico para las discusiones de 60 páginas que lleva por título «Problemas relativos al diaconado». Ahora está siendo examinado y discutido por la Comisión. Se espera que el documento final responda a aquellas propuestas que reivindican el acceso al diaconado de la mujer.

En la segunda parte de esta reunión, se afronta el tema de «Revelación e inculturación». También en este caso se ha creado una subcomisión, que es presidida por el padre M. de França Miranda.

En el encuentro se presentará también de manera más breve las relaciones preparatorias redactadas por los miembros de la subcomisión que está comenzando a estudiar el tema «La creación del hombre».

Juan Pablo II se encontró con los miembros de la comisión el 3 de octubre pasado. Primero, celebró con ellos la eucaristía y, a continuación, les saludó personalmente.

La Comisión Teológica Internacional, instituida por Pablo VI en 1969, reúne a la flor y nata de la teología católica. Su tarea consiste en ayudar a la Santa Sede y particularmente a la Congregación para la Doctrina de la Fe a examinar cuestiones doctrinales de importancia.

Está compuesta por teólogos de diferentes escuelas y naciones, destacados por su prestigio científico y su fidelidad al Magisterio de la Iglesia. Los miembros, que no pueden ser más de treinta, son nombrados por el Papa por cinco años, bajo propuesta del cardenal Ratzinger, quien para ello consulta a las diferentes Conferencias Episcopales.

Algunos de sus miembros son el cardenal Christoph Schönborn, arzobispo de Viena; el padre Avery Dulles, de Estados Unidos; el padre Santiago del Cura, de España; el sacerdote italiano monseñor Bruno Forte, encargado de la subcomisión que preparó el borrador del último documento publicado por esta Comisión: «Memoria y reconciliación. La Iglesia y las culpas del pasado» (7 de marzo de 2000) .