La Comunidad del Emmanuel festeja sus 40 años de vida

Con motivo de ello convoca un año jubilar

| 2112 hits

ROMA, miércoles 30 de marzo de 2011 (ZENIT.org) – Desde el 25 de marzo de 2011 hasta el 15 de agosto de 2012, la Comunidad del Emmanuel festejará su jubileo. Se ha puesto en marcha un sitio web especial - www.jubilezaveclemmanuel.com – que se mantendrá durante toda la duración del aniversario, y que contendrá entrevistas, testimonios, documentos de archivo (fotos, videos, extractos audio de enseñanzas del fundador, cuya causa de canonización está abierta), anuncia un comunicado.

Durante este jubileo, la Comunidad del Emmanuel conmemora varios aniversarios: los 20 años de la muerte del fundador, Pierre Goursat (25 de marzo de 2011); los 40 años de la Efusión del Espíritu Santo en Pierre Goursat y Martine Catta; los 30 años de FIDESCO, la ONG de voluntariado de solidaridad internacional; los 20 años del primer reconocimiento de la Comunidad por la Santa Sede, y los 30 años de las primeras consagraciones al celibato.

El Jubileo, afirma el comunicado, comentó con la audiencia del Papa Benedicto XVI en Roma el pasado 3 de febrero, y con la difusión de una película sobre Pierre Goursat el 21 de marzo en la cadena KTO.

Hoy, como asociación pública internacional de fieles de derecho pontificio, la Comunidad del Emmanuel está presente en 57 países de todos los continentes y cuenta con 9.000 miembros de los que 220 son sacerdotes, 95 seminaristas, 195 hombres y mujeres consagrados en el celibato. “Para todos, se reconoce a Jesús como centro de su vida para estar en el mundo sin ser del mundo” (Preámbulo de los estatutos”.

El Emmanuel tiene como vocación participar en el cumplimiento de la misión de la Iglesia en el mundo actual y más particularmente a través de la adoración, la compasión y la evangelización.

La Comunidad es conocida por sus liturgias, sus sesiones en Paray-le-Monial que reúnen a más de 25.000 personas cada verano, la ONG FIDESCO con 200 voluntarios enviados alrededor del mundo. “El Emmanuel es la evangelización en la alegría”, dijo de ellos el entonces cardenal Ratzinger.