La consagración del mundo al Inmaculado Corazón de María

50 preguntas y respuestas - (Cuarta parte)

Moscú, (Zenit.org) Otets Aleksandr Burgos | 1637 hits

IV.- FÁTIMA Y LA CONSAGRACIÓN DE RUSIA

33.-La Virgen María pidió en Fátima la consagración al Inmaculado Corazón de María? La Virgen María en la aparición del 13 de Junio de 1917 dijo que Jesús quería establecer en el mundo la devoción al Inmaculado Corazón de María y que su Inmaculado Corazón sería el refugio de Lucia y el camino que la llevaría hasta Dios. Ademas el 13 de Julio anunció que “para impedirla, (la guerra) vendré a pedir la consagración de Rusia a mi Inmaculado Corazón y la Comunión reparadora de los Primeros Sábados. Si se atienden mis deseos, Rusia se convertirá y habrá paz; si no, esparcirá sus errores por el mundo, promoviendo guerras y persecuciones a la Iglesia. Los buenos serán martirizados y el Santo Padre tendrá mucho que sufrir; varias naciones serán aniquiladas. Por fin mi Inmaculado Corazón triunfará. El Santo Padre me consagrará a Rusia, que se convertirá, y será concedido al mundo algún tiempo de paz”. En 1929 en Tui se apareció de nuevo a Lucia diciéndola que: "Ha llegado el momento en que Dios pide al Santo Padre que haga en unión con todos los Obispos del mundo la consagración de Rusia a mi Inmaculado Corazón prometiendo salvarla por este medio”. 

34.- Y se cumplió lo anunciado en Fátima? Sí, por desgracia para Rusia, ocurrió lo anunciado en Fátima y Rusia durante muchos años estuvo gobernada por un sistema ateo y perseguidor de los cristianos que sembró ese mismo sistema ateo por muchos países del Mundo.Nunca en la historia ha habido un sistema más tiránico que el del gobierno soviético comunista que tenía encerrado en los lager al 20 por ciento de su propia población y nunca en la historia ha habido un sistema que haya perseguido tanto el nombre de Dios.

35.- Porqué los Papas no hicieron lo que la Virgen pedía? Los Romanos Pontífices han estado muy atentos a lo que la Virgen quería y han procurado secundarlo con todas sus fuerzas. Pero las cosas no son tan sencillas. Cómo puede saber un Papa que las peticiones son de la Virgen y no de una niña que se las ha inventado? A Pio XI prácticamente no le llegó la petición de Lucia. Pío XII al inicio recibió una información muy débil sobre la petición de la Virgen. En todo caso en 1942 a la consagración del mundo al Corazón Inmaculado añadió una velada pero clarísima alusión a Rusia para atender a la petición de Sor Lucia. Y en 1952, cuando ya era claro el valor de las apariciones de Fátima, hizo la consagración directa de Rusia, aunque sin la colaboración de todos los Obispos del mundo. Pablo VI renovó la consagración realizada por Pio XII. Juan Pablo II intentó repetidas veces dar con la fórmula de consagración que no irritase al gobierno antireligioso de Rusia y fuese del agrado del cielo. La consagración definitiva la realizó el 25 de marzo de 1984.

36.-Entonces Rusia ha sido consagrada al Inmaculado Corazón de María tal y como lo pidió la Virgen en Fátima y Tui? Rusia ha sido consagrada al Inmaculado Corazón de María por los papas en muchas ocasiones, a veces diciendo el nombre, a veces hablando de ella bajo frases indirectas, pero claras, como “aquellos pueblos cuya consagración estás, María, esperando”o “los pueblos en los cuales no había casa donde no se venerase vuestro icono”. En concreto Pio XII consagró Rusia implicitamente el 13-10-1942 y directamente el 7 de Julio de 1952. Juan Pablo II en varias ocasiones entre las que destacan 8.12.1981, 13.05.1982 y 16.10.1983. La consagración que podríamos denominar “válida” fue hecha por Juan Pablo II el 25 de Marzo de 1984. Esta última consagración se hizo cumpliendo con todos los requisitos que la Virgen pidió en Fátima, especialmente el de unión con el episcopado universal. El P. Kondor, postulador de la causa de beatificación de los pastorcillos de Fatima que ese día habló con Sor Lucia, se lo confirmó al día siguiente al Santo Padre. En esta ocasión Juan Pablo II había enviado unos meses antes, el 8 de Diciembre de 1983, una carta a todos los obispos del mundo pidiendo que se uniesen a la consagración.  

Sor Lucia misma ha dicho que esta Consagración es válida en dos cartas fechadas el 8 y 21 de Noviembre de 1989: “sí, está hecha, tal y como lo pidió la Virgen, desde el 25 de Marzo de 1984”.Y más adelante explicaba que en las anteriores consagraciones “lo que faltaba era la unión con todos los obispos del mundo y teniendo en cuenta que esta consagración es una llamada a la unión con todo el pueblo de Dios, este aspecto es indispensable”. La consagración del 25 de Marzo de 1984 sí es como lo desea la Virgen, dice Sor Lucia, porque Juan Pablo II la ha hecho “después de haber escrito a todos los obispos, pidiéndoles que cada uno la hiciese, en su propia diócesis, en unión con la porción del pueblo de Dios que tiene confiado, y después ha hecho llevar la imagen de Nuestra Señora de Fátima a Roma. La ha hecho públicamente, en unión con todos los obispos que, con Su Santidad, se han unido al pueblo de Dios, cuerpo místico de Cristo; la ha hecho al Corazón Inmaculado de María, madre de Cristo y de su Cuerpo Místico, para que con el y por el, con Cristo, el pueda ser llevado y ofrecido por la salvación de la humanidad”.  Y añade: “Es necesario tener presente que lo más importante de esta consagración es la unión de todo el pueblo de Dios, tal y como Cristo lo quiso y lo pidió a su Padre (...) Así, de esta unión depende la fe en el mundo, de la que Cristo nos hace responsables. Si nos separamos del Papa, que es el representante supremo de Cristo en la Tierra, nos separamos de Cristo, jefe y cabeza de su Iglesia, representado entre nosotros por la persona del que ha elegido el Espíritu Santo, actualmente Juan Pablo II”.

37.- Después de la Consagración ha habido algún cambio en Rusia que permita hablar de “conversión”?  Si por conversión de una nación entendemos que todos sus habitantes sean santos, entonces todas las naciones están muy lejos de la conversión y todas tienen que convertirse. Cuando se habla de conversión de Rusia la Virgen podría referirse a tres realidades: el abandono del comunismo ateo, la restauración de la vida religiosa intensa o reevangelización, la unión con la Iglesia Católica. La primera realidad de conversión comenzó deprisa después de la consagración. Un año después había cambiado el gobierno y el nuevo presidente anunciaba grandes cambios en el país. La reevangelización  poco a poco se va logrando, en Rusia la mayoría de la gente se ha bautizado, se han abierto miles de iglesias, la gente ha comenzado a rezar, a frecuentar los sacramentos, los iconos están de nuevo presentes en la vida de casi toda Rusia. Esta es evidentemente una realidad todavía incipiente, que debe mejorar muchísimo, pero una parte ya se ha realizado. En cuanto a la unión con la Iglesia Católica, que significaría la plenitud de la conversión, todavía está lejos de lograrse.

38.- Los rusos católicos piensan que esa conversión ha existido? Los rusos católicos no tienen ninguna duda en asegurar que la conversión de Rusia ya se ha dado. Sirva el testimonio de un peterburgués, testigo de los cambios: “Tras la Consagración Colectiva del mundo al Corazón Inmaculado de María, pasó un año y el 23 de abril de 1985 tuvo lugar la plenaria del Comité Central del PCUS donde comenzó la tal llamada “perestroika”. Debido a la transformación interior del país y del cambio en la política exterior, bastante velozmente se derrumbó el imperio y el sistema comunista en su totalidad. Llegó una real y no sólo formal “libertad de conciencia”. A pesar de todos los problemas y dificultades de Rusia, todo sumado hoy se puede hablar de ella como de un país cristiano. Como estén relacionados estos sucesos yo, evidentemente no puedo saberlo, pero firmemente creo que directamente”.

39.- Además de como un don del cielo, la consagración puede entenderse como una tarea? Sí, la consagración de Rusia, como toda consagración es don y tarea: ayuda de la Virgen y compromiso por nuestra parte. Por eso en primer lugar los cristianos, especialmente si vivimos en Rusia, debemos agradecer el don que María nos ha concedido de poder rezar y vivir nuestra fe públicamente después de tantos años de opresión marxista. Es lo que hizo Juan Pablo II en su visita a Fátima el 13 de Mayo de 1991: “Gracias, madre celeste, por haber guiado con afecto materno a los pueblos hacia la libertad”. Pero además debemos darnos cuenta que a través de la consagración de Rusia la Virgen nos encomienda una tarea: colaborar para que esa conversión se produzca con la mayor plenitud posible. El mensaje de Fátima siempre nos ha enseñado que el futuro del mundo depende en parte de nuestra libertad: de nuestras oraciones, nuestros sacrificios, nuestro apoyo material a la reevangelización de Rusia. Los católicos hemos contribuido mucho a la conversión de Rusia rezando por ella mientras el comunismo la dirigía. Pero ahora que hay más libertad estamos colaborando poco en su reevangelización. Conviene por tanto que sigamos rezando por Rusia, que ayudemos materialmente a la difusión del evangelio en Rusia, especialmente a los apostolados de la Iglesia Católica y si podemos que entreguemos nuestras vidas o al menos oremos para que otros sacerdotes, religiosos y laicos puedan acudir a Rusia para difundir el evangelio. 

40.- Qué otra cosa podemos hacer para colaborar con el espíritu de la Consagración? Conviene no olvidar que, en palabras de Nuestro Señor a Sor Lucia, “el Corazón Inmaculado de María salvará a Rusia que le ha estado confiada”. Si Rusia le ha sido confiada, la difusión en Rusia de la devoción al Corazón Inmaculado es algo muy importante. Por eso es de desear que a la Consagración realizada “desde fuera” por el Santo Padre, se añada que Rusia se consagre “dese dentro” al Inmaculado Corazón como respuestade agradecimiento mediante un gran florecimiento de consagraciones personales y colectivas. Si somos rusos, consagrémosnos al Corazón Inmaculado en el espíritu de Fátima. Si no lo somos difundamos esta devoción entre nuestros amigos rusos o apoyemos con nuestra oración o económicamente para que pueda difundirse aún más en Rusia esta devoción. 

41.- Y los que piden insistentemente que se haga la consagración a Rusia ayudan realmente a la reevangelización de Rusia? Los que piden insistentemente la consagración de Rusia seguramente lo harán con muy buena intención pero no ayudan en absoluto al bien religioso de Rusia. La consagración ya ha sido hecha y los cambios en Rusia han sido espectaculares. Seguir pidiendo la consagración produce el efecto negativo de quitar importancia a lo que ha sucedido y da a entender que la Virgen no ha hecho todavía nada en favor de Rusia, cuando ha hecho tantas cosas. Es de bien nacidos ser agradecidos y no ignorar los beneficios recibidos. Es como si una madre le regalara todas sus joyas a una hija y después la hija dijese a su madre: Madre, cuándo me vas a regalar algo? Ahora no hay que pedir más la consagración sino renovarla cuantas veces queramos con mucho amor y procurar contribuir para que la fe crezca en Rusia. Por desgracia los movimientos que insisten en pedir la consagración no están ayudando ni con oraciones, ni con ayudas materiales ni con su trabajo directo en Rusia. 

42.- Porqué la Virgen pidió que la Consagración la realizase el Santo Padre? Cuando Sor Lucia hizo una pregunta similar al Señor en Mayo de 1936, en Pontevedra (España), Él respondió " Porque quiero que toda mi Iglesia reconozca esta consagración como un triunfo del Corazón Inmaculado de María”. Se trata por tanto de amor del Señor por su Madre, pero también de hacer ver a la Iglesia que la historia universal la dirige Dios. Además es un hecho que Nuestra Señora pone la conversión de Rusia en manos de una decisión del Papa. La Virgen podía haberse aparecido en Rusia como ha hecho en otras ocasiones y dirigirse a la jerarquía ortodoxa, pero no lo hizo así. De este modo indicó dos cosas: Que Rusia cae, como todas las naciones de la tierra, dentro de la autoridad espiritual del Papa y que a través de la Consagración la Santísima Virgen encomienda muy personalmente al Santo Padre cuidar de la fe en Rusia. Es un encargo personal e intransferible.

43.-Porqué la Virgen insistió tanto en que la Consagración se debía realizar en unión con todos los obispos del mundo? Es muy hermoso observar como en este caso la Santísima Virgen se adelante en más de medio siglo a los planteamientos eclesiológicos del Concilio Vaticano II. La consagración es una llamada a la unidad del episcopado. Es ciertamente una llamada a todos los obispos del mundo a preocuparse de la fe en Rusia, y a colaborar con su reevangelización pero es también una llamada a buscar la unidad del episcopado mundial, y por tanto la unidad con los obispos ortodoxos. Rusia no es una tierra cuya evangelización depende sólo de las Iglesias Ortodoxas, sino que es la catolicidad de la Iglesia lo que salva a Rusia. Y podría ser que la catolicidad de Rusia fuese algo muy importante para la Iglesia Universal.

44.- Entonces el espíritu de la Consagración no es contrario al espíritu ecuménico? El espíritu de la Consagración no es contrario al espíritu ecuménico. Ciertamente recuerda que la autoridad espiritual del Romano Pontífice es universal y eso puede resultar poco grato a quienes pretendan hacer un falso ecumenismo de corte irénico, pero en realidad no es difícil ver que todo el mensaje de Fátima es una gran llamada a la unidad entre la Iglesia que está en Rusia y la Iglesia Católica. Como está escrito en el Icono de Fátima refiriéndose a la Virgen: A través de ti la Unidad: Toboiu edinstvo.

Primer artículo: La Consagración del mundo al Inmaculado Corazón de María 

Segundo artículo: La consagración al Inmaculado corazón de María. 50 preguntas y

Tercer artículo: La consagración del mundo al Inmaculado Corazón de Marí­a