''La decisión de Pilato''

Una revisión novelada de la figura del prefecto romano que condenó a Jesús

Madrid, (Zenit.org) Redacción | 1431 hits

El juicio probablemente más célebre de la historia puede ser visto por un experto en aplicar la ley desde un ángulo muy diferente al que ha sido habitual a lo largo de los siglos. Es lo que le ha sucedido al autor de La decisión de Pilato, un magistrado que ha tratado de dar respuesta, con una investigación, convertida en relato novelado, a una serie de interrogantes sobre el prefecto romano que condenó a Jesús.

¿Cuál era el cargo de Pilato y cuáles sus funciones? ¿Cómo es que San Juan Bautista fue ejecutado sin la autorización de los romanos, y sin embargo para matar a Jesús sí era necesaria? ¿Sabías que Pilato no actuó en solitario, sino como presidente de un tribunal? ¿Qué le impulsaba a salvar a Jesús, y por qué al final no lo hizo?

¿Por qué quebrantó la ley romana que obligaba a quemar el cadáver, y permitió que le fuese entregado a María, posibilitando así la prueba posterior de la Resurrección? ¿Por qué se mantuvo incólume la túnica sagrada, que los soldados respetaron? ¿Sabías que la guardia que custodió el sepulcro no era romana, como suele creerse, sino una guardia judía del Templo?

A todas estas preguntas trata de dar respuesta la novela La decisión de Pilato, de Juan Ignacio Moreno-Luque. Un relato basado en una minuciosa investigación y revisión de algunos lugares comunes que el tiempo ha ido depositando en torno a la figura de uno de los personajes más denostados de la historia.

El autor, que es magistrado, desde su posición de jurista, basa su novela en un minucioso análisis desde el punto de vista científico, del juicio más célebre y trascendental para los seguidores de Jesús, situándose en el contexto histórico en que se produjo el proceso.

La decisión de Pilato tiene cuatro componentes básicos. Una parte de trabajo histórico, que enmarca la figura de Pilato y sus circunstancias en el tiempo que le tocó vivir, imprescindible para entender la tesis del autor. Una parte jurídico-procesal, otra religiosa, extrayendo y resaltando el sentido religioso de hechos que por sí solos no tendrían ninguna transcendencia y, finalmente, todo ello conducido a través de la trama novelada.

Juan Ignacio Moreno-Luque Casariego (Oviedo, 1958) ha ejercido su profesión de magistrado en varias ciudades españolas, estudió teología y es miembro del Centro Español de Sindonología. Ha sido colaborador en España de la cadena católica de radio y televisión estadounidense EWTN.

Para saber más: www.edicionesdebuenatinta.com.