La defensa de la vida exige prudencia en la carretera, afirma Benedicto XVI

En el día de las víctimas de los accidentes de tráfico

| 584 hits

CIUDAD DEL VATICANO, domingo, 20 de noviembre de 2005 (ZENIT.org).- Benedicto XVI recordó este domingo que el respeto de la vida humana implica también prudencia en la carretera.



El llamamiento del pontífice resonó en la plaza de San Pedro en francés tras rezar a mediodía la oración mariana del Ángelus en el día consagrado en Francia a las víctimas de la carretera.

Ante todo, el obispo de Roma encomendó «al amor del Señor a todas las personas fallecidas en accidentes de carretera, así como a los numerosos heridos y a sus familias».

Al mismo tiempo, invitó «a todos los automovilistas a conducir con prudencia y responsabilidad para luchar eficazmente con las autoridades contra este mal social y reducir el número de las víctimas».