La defensa del matrimonio en Croacia ha sufrido varios ataques

La iniciativa "En nombre de la familia" recoge firmas para solicitar un referéndum para incluir en la Constitución la definición de familia como unión entre hombre y mujer

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Rocío Lancho García | 936 hits

El 12 de mayo comenzó en Croacia una recogida de firmas para pedir que se convoque un referéndum para introducir en la Constitución la definición de familia como la unión entre hombre y mujer. La recogida de firmas está promovida por la iniciativa “U ime obitelji”  ("En nombre de la familia") que reúne varias realidades civiles, grupos y asociaciones y se va a desarrollar del 12 al 26 de mayo en 2.000 puntos de recogida distribuidos por todo el país.

La pregunta del referéndum propuesto por la iniciativa es: "¿Quiere que en la Constitución de la República de Croacia se introduzca la norma de ley que el matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer?"

En los primeros dos días de recogida de firmas, 130.000 personas se unieron a la propuesta del referéndum. Para que esta petición sea válida es necesario recoger 375.000 firmas en quince días. La recogida de firmas cuenta con el apoyo de la Iglesia católica, de la Iglesia ortodoxa serbia y de las comunidades musulmanas, así como de otros representantes de la vida pública en Croacia.

En la web oficial de esta iniciativa se define como "la iniciativa cívica, 'En el nombre  de la familia', reúne personas, familias y asociaciones no gubernamentales que promueven valores humanos y asociaciones religiosas, comunidades y movimientos - todos ellos que piensan que el matrimonio es solamente una comunidad entre el hombre y la mujer".

Añaden además que "la definición del matrimonio como comunidad entre el hombre y la mujer es inmanente a los valores, la cultura y la identidad del pueblo croata. Un definición tan clara de matrimonio en la Constitución de la República de Croacia tendrá un efecto positivo no solamente en la legislación croata, sino también en la sociedad en general".

El caso de Croacia, está en la línea con lo que está sucediendo en Francia. En el país galo a pesar de las fuertes manifestaciones contra el gobierno, la ley "el matrimonio para todos" con posibilidad de adopción, está a punto de ser promulgada por el presidente. Esta iniciativa en Croacia, se puede entender como un intento de evitar el caso francés.

El actual gobierno croata (izquierda liberal)  ya suscitó gran oposición por parte de distintas realidades civiles, grupos, asociaciones y también de la Iglesia cuando en septiembre del 2012 introdujo en el programa escolar la materia "educación sanitaria" que en gran parte es un programa de educación sexual para niños y adolescentes. Este programa se introdujo contra la normativa de la ley porque no se respetaron todos los procedimientos que la ley determina para introducir una nueva materia. En este asunto la polémica se generó porque se vio como una intromisión al derecho de los padres de educar a los hijos en un tema de tanta importancia como la educación sexual ya que esta materia consta en el programa como obligatoria.

En un gran número de los lugares donde se están recogiendo firmas para el referéndum se han registrado incidentes, en lo que los voluntarios han sido insultados e incluso agredidos en algún caso. Según informan desde "En nombre de la familia" es significativo señalar que los lugares que han sido atacados había sólo presentes mujeres voluntarias, sin embargo no han acudido a lugares donde había hombres.

Entre los hechos sucedidos, en una de las principales plazas de Zagreb, un joven ha lanzado contra el punto de recogida de firmas un objeto incendiario provocando quemaduras a una mujer. Ese mismo día algunas voluntarias de la iniciativa estudiantil mientras recogían firmas fueron agredidas por un señor.

Kristina de 20 años, mientras invitaba a las personas a conocer la iniciativa 'En nombre de la familia'  y recogiendo firmas, fue agredida con un puño fuerte en la cabeza por parte de un desconocido que huyó corriendo. La chica está bien y decidió continuar haciendo el voluntariado hasta el final de la recogida de firmas el 26 de mayo. Kristina dijo: "Fue terrible. Golpearme a mí, una chica, sólo porque estoy formando parte de algo que alguien no comparte. Esto es vergonzoso por todos aquellos que animan y realizan estos ataques o no hacen nada para detenerlos. Yo continuaré haciendo el voluntariado por esta causa. No conseguirán que deje de usar mi derecho de ciudadana para ayudar a los ciudadanos a decidir si quieren que en la Constitución se incluya la norma de ley que el matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer".

Del mismo modo, en uno de los puestos de recogida de firmas por la mañana se lo encontraron destrozado y con firmas a favor del matrimonio homosexual. Incluso la página web de la iniciativa ha sido sujeto de un ataque de "hackers".