La estrategia ante la indiferencia, dar testimonio del amor de Dios; propone un estudio vaticano

Documento preparado por el Consejo Pontificio de la Cultura

| 1344 hits

CIUDAD DEL VATICANO, viernes, 3 febrero 2006 (ZENIT.org).- Al alba del nuevo milenio se va afianzando una desafección, tanto por lo que respecta al ateísmo militante, como a la fe tradicional en las culturas del Occidente secularizado, constata un documento vaticano.



¿Qué respuesta debe dar la Iglesia a este desafío?, se pregunta el estudio publicado por la Santa Sede, basándose en una encuesta de carácter mundial sobre la increencia.

La primera respuesta que presenta el documento, condición para cualquier estrategia pastoral, es «dar testimonio de la belleza de ser amados por Dios».

El documento publicado por el Consejo Pontificio de la Cultura, cuyo presidente es el cardenal Paul Poupard, lleva por título «La fe cristiana al alba del nuevo milenio y el desafío de la no creencia y la indiferencia religiosa».

Recoge las conclusiones de la asamblea plenaria de este dicasterio vaticano que del 11 al 13 de marzo de 2004 congregó a cardenales, obispos, sacerdotes, intelectuales de todo el mundo para afrontar el desafío de «Evangelizar la cultura de la increencia y de la indiferencia».

Basándose en las indicaciones, sugerencias y propuestas de personas procedentes de diferentes culturas en los cinco continentes y de experiencias pastorales muy diferentes, el documento destaca estas conclusiones:

– «Importancia de dar testimonio de la belleza de ser amados por Dios».

– «Necesidad de renovar la apologética cristiana para dar razón, con dulzura y respeto, de la esperanza que hay en nosotros (1Pe 3,15)».

– «Acercarse al homo urbanus [hombre de la ciudad, ndt.] mediante una presencia pública en los debates de sociedad y poner el Evangelio en contacto con las fuerzas que modelan la cultura».

– «Urgencia de enseñar a pensar, en la escuela y la universidad y tener el valor de reaccionar, frente a la aceptación tácita de una cultura dominante, a menudo impregnada de increencia e indiferencia religiosa, mediante una nueva y gozosa propuesta de cultura cristiana».

– «A los no creyentes, indiferentes a la cuestión de Dios, pero creyentes en los valores humanos, mostrar que ser verdaderamente hombre es ser religioso, que el hombre halla su plenitud humana en Cristo, verdadero Dios y verdadero hombre, y que el Cristianismo es una buena noticia para todos los hombres y culturas».

El documento ha sido publicado ahora por la página web del Vaticano [www.vatican.va], escogiendo «Consejo Pontificio de la Cultura», «Asambleas plenarias».