"La evangelización es iniciativa de Cristo, no un empeño del hombre"

Nueva Evangelización y transmisión de la fe. Jornada de Estudio en la Universidad Lateranense

Roma, (Zenit.org) Redacción | 1035 hits

La Universidad Pontificia Lateranense ha celebrado una jornada de estudio sobre "Nueva Evangelización y transmisión de la fe", organizada por el Instituto Pastoral Redemptor Hominis del Ateneo. Un día dedicado a la reflexión sobre la recepción del Sínodo de los obispos sobre Nueva Evangelización, que tuvo lugar en el vaticano del 7 al 28 de octubre de 2012. La iniciativa ha sido también la ocasión para presentar la Serie "Sínodo de los obispos" editada por Lateran University Press.

En la sesión de la mañana se ha dedicado al ambito del qué es Nueva Evangelización y tras la introducción del rector de la Universidad, monseñor Enrico Dal Covolo, han intervenido tres ponentes. Monseñor Nicola Eterovic, secretario general del Sínodo de lo Obispos para hablar de "La Nueva Evangelización: identidad y tareas a la luz del Sínodo". A continuación, Francesco Consentito, de la Universidad Pontificia Lateranense y de la Universidad Pontificia Gregoriana, ha hablado sobre "La transmisión de la fe a la luz de la fe". Y para finalizar la primera parte de la jornada, el profesor del Dénis Biju-Duval, del Instituto Pastoral Redemptor Hominis ha participado con su ponencia titulada "replanteamiento crítico de la relación entre Evangelización y Transmisión de la fe".

Y del qué se ha pasado al cómo durante la sesión de la tarde. Chiara Palazzini, profesora también del Instituto, ha recordado que durante la mañana se ha destacado el rol de la familia como la "primera agencia educativa". Y ha dado paso a los ponentes explicando que se iban a compartir una conjunto de experiencias sobre como conjugar concretamente los procesos de Nueva Evangelización.

En primer lugar, monseñor  Andrea Lonardo, director de la oficina catequística de Roma, ha hablado de la transmisión de la fe en la infancia. Al inicio ha destacado que "la conversión llega a través de vivencias concretas" y de ahí la importancia de la transmisión de la fe a los niños, desde el inicio. Además es necesario buscar un equilibro entre la "fe como gracia que se recibe" y "la fe como una elección que se toma". Ha subrayado que "no hay transmisión de la fe sin autoridad" recordando "la grandeza del maestro". Sobre la transmisión de la fe ha matizado que "es algo que los grandes transmiten a los más pequeños porque han descubierto en ella (la fe) algo maravilloso y grande". Es necesario hablarles de la fe a los niños porque "desde pequeños se cuestionan, se preguntan y es importante darle las herramientas y las respuestas" y ha añadido "si nosotros no educamos a los niños otros lo harán". Basándose en su experiencia en la diócesis ha afirmado que en muchas ocasiones "los padres viendo la maravilla de la fe en los niños, la redescubren ellos también" y por eso "que la familia se implique es importante". Ha recordado también que "el niño es capaz de entender a Dios" por eso la catequesis no debe ser sólo pintar y colorear sino también dar formación y doctrina".

En segundo lugar, Tommaso Spinello, joven catequista y auditor del Sínodo se ha centrado en la transmisión de la fe con los adolescentes. Ha señalado cómo uno de los problemas principales al respecto es que "no se sabe bien dónde se quiere llegar". Es fundamental entender que en estos años de la adolescencia "se forma la identidad de la persona". Un paso que hay que dar a la hora de transmitir la fe a los adolescentes es darse cuenta que la fuerza de voluntad y el deseo no son lo mismo. Un adolescente "por fuerza de voluntad" irá a misa dos o tres veces y luego se cansará, por eso hay que despertar "el deseo" en ellos. Otro aspecto fundamental para acercarse a los adolescentes es "salir fuera de los estereotipos" cuando hablamos de ellos. Un adolescente nunca se quedará en la iglesia o en la catequesis si siente que "pierde el tiempo" además que no es cierto que en ellos no haya "sed de lo absoluto". Al igual que Dios hace una promesa con el hombre y la mantiene, ha recordado Spinello, "tenemos que hacer lo mismo con los adolescentes" por eso hay que estimular su confianza y ser coherentes. Sobre el contenido de la formación, ha marcado como importante "partir de la Biblia y de la doctrina" y "para que conozcan a Cristo, hacerles un recorrido por la historia de Salvación", enseñarles a "amar la historia de la Iglesia". Ha finalizado recordando que "la novedad de la evangelización debe ser dejar de buscar algo más nuevo que Cristo".

En tercer lugar, Fabio Rosini, director del servicio de las vocaciones  ha hablado sobre la transmisión de la fe en la juventud y en la edad adulta. Ha comenzado su intervención señalando que la pastoral no es una cuestión de esquemas o de recetas, "el problema no es decir cosas nuevas sino decirlo de forma nueva". A continuación ha comparado la evangelización con la pesca, en ocasiones, ha dicho, se puede tirar la caña e intentar pescar; pero el problema no es sólo que no haya peces, es que no hay agua donde puedan estar esos peces. Ha recordado que la Iglesia no cumple su propia voluntad evangelizando sino que es la obra de Dios, y "ahí está el error, en pensar 'yo salgo a evangelizar'". Ha insistido en que "la iniciativa de la evangelización es de Dios y debe ser siempre suya". En esta labor de la evangelización, el padre Rosini ha recordado que el papel de los padres y el entorno familiar y la tarea de los sacerdotes es fundamental para llevar el mensaje de Cristo de una forma viva.

La conclusión de la jornada ha estado en manos de Flavia Marcacci, de la pastoral familiar de la diócesis de Perugia, que ha expuesto la transmisión de la fe en el matrimonio y en la familia como otro de los aspectos y ámbitos fundamentales de la nueva evangelización.