«La fiesta del perdón»: un récord más del jubileo de los jóvenes

Setecientos confesionarios en el Circo Máximo

| 816 hits

CIUDAD DEL VATICANO, 16 agosto (ZENIT.org).- El Circo Máximo de Roma ofrece un espectáculo único en la historia: trescientos cincuenta confesionarios, de madera color claro, colocados en semicírculo. Se trata de la así llamada «fiesta del perdón», una oportunidad para el más de millón de jóvenes peregrinos que durante esta semana visitan la Ciudad Eterna con motivo de las Jornadas Mundiales de la Juventud, para recibir el sacramento de la reconciliación.



Se tata, también, de uno de esos records por los que será recordado este Jubileo de los jóvenes: desde esta mañana hasta el próximo viernes, dos mil sacerdotes se están turnando desde primeras horas de la mañana hasta media noche para impartir el sacramento del perdón. La reconciliación se prepara con momentos de oración. El examen de conciencia es acompañado por la lectura de la Biblia y de escritos de espiritualidad y por una serie de gestos simbólicos.

Por otra parte, todas las basílicas jubilares de Roma se han movilizado y también ofrecen a los jóvenes peregrinos la posibilidad de acercarse a recibir el perdón divino en los idiomas más comunes de los peregrinos.

Pedir y recibir el perdón de Dios, a través del sacramento de la penitencia, constituye uno de los momentos más intensos de toda auténtica peregrinación. El Comité vaticano para la preparación del Jubileo ha hecho un esfuerzo sin precedentes para que las jornadas que estos días transcurren los chicos y chicas en Roma no sean simplemente un bonito viaje, sino que se conviertan también en un encuentro personal con el amor de Cristo.