La fraternidad apostólica de los primeros discípulos une a nuestras Iglesias

El santo padre recibe a su santidad Baselios Marthoma Paulose II de la Iglesia ortodoxa malankar

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 631 hits

El papa ha recibido esta mañana a su santidad Baselios Marthoma Paulose II, Catholicos de la Iglesia Ortodoxa siria-malankar (India) que estos días visita Roma con una delegación para rezar ante la tumba de San Pedro, en el curso de un viaje en Europa, informó el Vatican Information Service.

 "En su persona --dijo Francisco-- saludo a una Iglesia nacida del testimonio que el apóstol Tomás dio del Señor Jesús hasta el martirio. La fraternidad apostólica que unía a los primeros discípulos en el servicio del Evangelio une, todavía hoy a nuestras Iglesias, a pesar de que en el curso a veces triste de la historia, hayan surgido divisiones que gracias a Dios, estamos intentando superar en obediencia a la voluntad y al deseo del Señor”.

El santo padre ha recordado las palabras de Santo Tomás, ¡Señor mío y Dios mío! y afirmó que es una de las confesiones de la fe en Cristo más bellas que se han transmitido en los Evangelio, "una fe que proclama la divinidad de Cristo, su señorío sobre nuestra vida" dijo. Y añadió que "es precisamente en esta fe que hoy nos encontramos; es una fe que nos une, y aunque aún no podemos compartir la mesa eucarística; y es esta fe que nos empuja a continuar e intensificar el compromiso ecuménico, el encuentro y el diálogo hacia la plena comunión".

Francisco ha recordado la historia de las relaciones entre católicos y ortodoxos sirio-malankares en los últimos treinta años. Desde esa fecha “comenzó un camino concreto de diálogo, con la institución de una Comisión Mixta que desembocó en el Acuerdo de 1990 del día de Pentecostés; una comisión que prosigue su inapreciable labor y que ha llevado a pasos significativos sobre temas como el uso común de edificios de culto y de cementerios, la concesión mutua de recursos espirituales e incluso litúrgicas en situaciones pastorales específicas y sobre la necesidad de individuar nuevas formas de colaboración ante los crecientes retos sociales y religiosos”.

Creo que, dijo el papa, "en el camino ecuménico sea importante mirar con confianza los pasos cumplidos superando prejuicios y cierres que forman parte de esa cultura del enfrentamiento que es fuente de división y dejar espacio a la cultura del encuentro".

Al concluir Francisco ha pedido oración y compromiso "para que crezcan las relaciones de amistad y colaboración en los diversos niveles, en el clero, entre los fieles de las diversas Iglesias nacidas del testimonio de Santo Tomás. Que el Espíritu Santo siga iluminándonos y guiándonos hacia la reconciliación y la armonía, superando todas las causas de división y rivalidad que han marcado nuestro pasado”.

En la actualidad, la Iglesia ortodoxa siria Malankar tiene alrededor de 2,5 millones de miembros en 30 diócesis, con más de 33 obispos y 1.700 sacerdotes.


En 1983 en Roma y en 1986 en Kottayam tuvieron lugar dos encuentros importantes entre el beato Papa Juan Pablo II y el Catholicos Moran Mar Baselios Marthoma Mathews I, estableciéndose en esta ocasión la Comisión Mixta Internacional para el Diálogo entre la Iglesia católica y la Iglesia ortodoxa siria Malankar. En 1990 juntos firmaron la Declaración cristológica común.