La fraternidad también tiene espacio en el derecho

Según constata un congreso celebrado en Castel Gandolfo

| 728 hits

CASTEL GANDOLFO, miércoles, 23 noviembre 2005 (ZENIT.org).- La fraternidad también tiene un espacio en el derecho, han afirmado los participantes en el primer congreso internacional organizado por «Comunión y derecho», del 18 al 20 de noviembre de 2005 en la Sala de Congresos del Centro Mariápolis de Castel Gandolfo (cerca de Roma).



En el encuentro, que llevaba por tema precisamente «Relaciones en el Derecho: ¿qué espacio tiene la fraternidad?», participaron 700 expertos de este sector de la vida social: magistrados, docentes universitarios, abogados y estudiantes, procedentes de 35 países y 4 continentes.

«Comunión y derecho» es una realidad que surge en el seno de la espiritualidad del Movimiento de los Focolares.

En la jornada conclusiva, intervino el presidente de la Asociación Italiana de Magistrados, Ciro Riviezzo quien ofreció una interpretación de la fraternidad desde la perspectiva de un juez.

«Ante nosotros no existen fascículos, papeles, sino realidades personales, familiares dramáticas».

En un mensaje leído en la apertura del encuentro, Chiara Lubich, fundadora y presidente de los Focolares, explicó que «La fraternidad está inscrita en el ADN de cada hombre, constituye su vocación última».

Por eso, reconoció, es necesario hacer que penetre también en el mundo jurídico el mandamiento evangélico del amor recíproco.

Por ejemplo, la profesora Adriana Cosseddu, de la Universidad de Sassari (Cerdeña), al afrontar el Derecho penal subrayó que el delito hoy día es considerado esencialmente como una violación de la ley, y no tanto como una ofensa a la víctima o como una herida al tejido de las relaciones sociales.

Por eso, afirmó, no nos podemos conformarnos con la «justicia retributiva», sino que es necesaria una «justicia restaurativa» de las relaciones. Es un nuevo estilo en la acción jurídica que hace ir «más allá» de lo «formalmente correcto» sin ningún forzamiento procesal.