La «Hoja de Ruta» necesita una «presencia amiga» en Oriente Medio, sugiere la Santa Sede

Declaraciones de monseñor Jean-Louis Tauran

| 860 hits

CIUDAD DEL VATICANO, 1 julio 2003 (ZENIT.org).- La Santa Sede considera que es necesaria una «presencia amiga» en Oriente Medio que permita llevar a la práctica el gran paso adelante que representa la «Hoja de Ruta».



Es una forma de ayudar a israelíes y palestinos para «que conversen, se miren y se sienten en torno a una mesa común», propuso el lunes el secretario vaticano para las Relaciones con los Estados tras la presentación del libro «Words that Matter» --que recoge las intervenciones de representantes de la Santa Sede ante la Comunidad Internacional de 1970 a 2000—.

La «Hoja de Ruta» --«Road Map»--, patrocinada por Estados Unidos, la Unión Europea, Rusia y la ONU, tiene, entre otros objetivos, la declaración de la soberanía del Estado palestino.

Dicho plan constituye un «progreso notable, debido al empeño de los Estados Unidos», y representa un «ejemplo de cómo la comunidad internacional, cuando trabaja de manera unitaria, puede obtener resultados», constató el arzobispo Jean-Louis Tauran.

De acuerdo con el prelado, en este momento es deseable que «se asegure el respeto de los acuerdos» a través de una «presencia amiga, de paz o de interposición», si bien «no corresponde a la Santa Sede proponer la fórmula técnica».

Ello permitiría trasladar a la realidad la «Hoja de Ruta» en una tierra en la que «hay que ser siempre consciente de que por la noche existe el proceso de paz, por la mañana hay un atentado y por la tarde estalla la guerra», concluyó.