La Iglesia anglicana: el matrimonio es solo entre una mujer y un hombre

En el Reino Unido desde el 29 de marzo se celebrarán uniones entre personas del mismo sexo. No serán bendecidas por los anglicanos

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Rocío Lancho García | 800 hits

La Iglesia anglicana reitera, al finalizar una reunión celebrada el 13 de febrero, que según "la comprensión cristiana y la doctrina", el matrimonio "es la unión para toda la vida entre un hombre y una mujer" y que a pesar del progreso de las legislaciones de un país en materia de uniones entre parejas del mismo sexo, esta doctrina "permanece invariable". Así se puede leer en el comunicado difundido el sábado pasado en Londres. Lo afirman el arzobispo de Canterbury Justin Welby y el arzobispo de York John Sentamu, en un comunicado publicado tras dicha reunión de la Cámara de Obispos de la Iglesia de Inglaterra sobre orientaciones pastorales de uniones de parejas del mismo sexo.

Una posición muy esperada frente a las posibilidades que se han abierto progresivamente en la legislación para las parejas homosexuales. En el 2005 la ley reconoció una forma de unión civil para las parejas del mismo sexo. Después en el 2013 se legalizó el matrimonio homosexual para llegar después al 29 de marzo de este año, fecha en la que en Gran Bretaña se podrán celebrar los primeras uniones gay.

"Somos conscientes que habrá una serie de respuestas en toda la Iglesia de Inglaterra a la introducción del matrimonio entre personas del mismo sexo. Como obispos hemos reflexionado y rezado juntos estos desarrollos", afirman en el comunicado. Además, explican que "no estamos todos de cuerdo sobre todos los aspectos de la respuesta a dar como Iglesia. Pero estamos de acuerdo que la comprensión cristiana y la doctrina del matrimonio como unión para toda la vida entre un  hombre y una mujer permanece invariable". Por lo tanto, al menos por el momento está claro que "no será posible celebrar matrimonios del mismo sexo en la Iglesia".

Aclarado esto, los obispos afirman además  su compromiso tanto en el cuidado pastoral de estas parejas como su participación a los sacramentos.

La publicación de este comunicado el pasado sábado aclara una cuestión que se había abierto con la publicación del "informe Pilling" publicado por la Iglesia de Inglaterra en noviembre de 2013. Dicho informe se había redactado para ayudar en los debates sobre la cuestión de la homosexualidad. Este documento se cerraba con 18 recomendaciones y dejaba la libertad a los sacerdotes anglicanos, de acuerdo con el consejo pastoral, de ofrecer oraciones por una relación entre dos personas del mismo sexo.

Con este nuevo comunicado, se aclara por tanto, que en la Iglesia anglicana no puede administrar el sacramento del matrimonio a parejas del mismo sexo.