La Iglesia apuesta por la investigación científica ética y de calidad

''Medicina regenerativa: cambios fundamentales en la ciencia y en la cultura''. Congreso Internacional del 11 al 13 de abril en El Vaticano

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Rocío Lancho García | 1206 hits

Esta mañana en la Sala de Prensa del Vaticano ha tenido lugar la presentación de la Congreso Internacional "Medicina regenerativa: cambios fundamentales en la ciencia y en la cultura" que tendrá lugar en el Vaticano, del 11 al 13 de abril, un año y medio después de la celebración del primer Congreso organizado por la Santa Sede, en colaboración con la Stem for Life Foundation. Entre las personalidades destacadas que intervendrán en el congreso se encuentra el Premio Nobel de Medicina 2012, John Gurdon

En la presentación han participado el cardenal Gianfranco Ravasi, presidente del Pontificio Consejo de la Cultura; la doctora Robin Smith, administradora delegada del NeoStem y presidenta de la Stem for Life Foundation; y monseñor Tomasz Trafny, del departamento científico del Pontifico Consejo de la Cultura.

El congreso se enmarca en el amplio debate científico sobre las células madre, diferenciando las células madre embrionales y las célicas madre adultas, para concentrar la atención sobre las adultas, como patrimonio consolidad de la actual investigación médico científica.

El cardenal Ravasi ha hablado de la importancia de hacer una doble consideración: sobre el presente y sobre el futuro. En el presente porque "afrontamos por segunda vez este tema muy complejo por razones culturales y pastorales" y "porque queremos ir al encuentro del drama del sufrimiento". La consideración sobre el futuro porque queremos crear "una ayuda, un apoyo y un bienestar" a todos los que sufren.

La doctora Smith ha explicado cómo nació el proyecto y los contenidos que se abordarán en este Congreso. La colaboración entre la Stem for Life Foundation y la Santa Sede comenzó en 2010 con una misión concreta: educar al mundo sobre la capacidad de terapias con células madre adultas y como centro de esta misión el "riguroso compromiso de una ciencia ética". Ha recordado las palabras del cardenal Ravasi en la presentación del anterior Congreso diciendo que no se trata de "decir a la gente qué no hacer" sino mas bien "decirle a la gente qué deberían hacer". La doctora también ha mencionado que al Congreso asistirán jóvenes estudiante de 25 universidades e institutos de todo el mundo, a los que se quiere "enseñar que no tienen que elegir entre la fe y la ciencia".

Por su parte, monseñor Tomasz ha explicado que hay tres series de palabras que pueden describir el recorrido de este proyecto. La primera serie de palabras, "entender-conocer-estudiar", está unida a los objetivos del primer Congreso Internacional del 2011, ya que estaba claro que "no se puede entender el impacto y las dinámicas culturales de la investigación sin conocerla primero, y no se puede conocer sin haberla estudiado". Un colega y colaborador, ha explicado, realizó una encuesta periodística con una sencilla pregunta: ¿qué son las células madre? Al descubrir la gran confusión que existía en las respuestas de los encuestados se dieron cuenta que la primera serie de palabras debía ser enriquecida con "traducir-formar-difundir".  A estas dos líneas se une una tercera hoy con este segundo Congreso Internacional con otros tres conceptos que sirven de guía y de inspiración: "incidir-sostener-colaborar". Monseñor Tomasz ha invitado a lo periodistas a "transmitir el mensaje positivo, alentador y optimista del apoyo de la Iglesia a una investigación ética de calidad, tanto a los estudiosos para que no tengan dudas de nuestro compromiso, como a los que viven el drama de las enfermedades degenerativas y desean que la investigación les de señales de esperanza"