La Iglesia avanza en la búsqueda de un patrón para Internet

Discusión en la asamblea del Consejo Pontificio para las Comunicaciones

| 978 hits

CIUDAD DEL VATICANO, 16 mar 2001 (ZENIT.org).- La Iglesia busca un patrono para Internet y el cine. Este ha sido precisamente uno de los argumentos que han ocupado la atención de los participantes en la asamblea plenaria del Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales celebrada esta semana en el Vaticano.



El secretario de esta institución de la Santa Sede, el obispo Pierfranco Pastore, ha explicado en declaraciones a los micrófonos de Radio Vaticano, cuáles son las conclusiones a las que se comienza a llegar.

«Junto a los patronos ya existentes de la radio (san Gabriel), de la televisión (santa Clara), de la prensa (san Francisco de Sales), nos ha llegado la petición desde la base, por decirlo así, de un patrono para Internet, para el cine y también un patrón para los medios de comunicación en general».

Monseñor Pastore revela que se trata de «peticiones que provienen de las diócesis, de las Iglesias locales, a las que nosotros atendemos con la atención debida. Antes de ofrecer una lista de nombres a la Secretaría de Estado del Papa, se ha pensado en escuchar el parecer de los miembros consultores de nuestro Consejo».

Con esta iniciativa, añade el obispo italiano, el Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales, presidido por el arzobispo John P. Foley, pretende hacer que todos sus miembros y consultores sean partícipes de las conclusiones a las que llega esta institución vaticana.

En esta semana, en la asamblea, según ha revelado Radio Vaticano, se han hecho algunas propuestas muy concretas. Para Internet, se ha hablado de san Isidoro de Sevilla, considerado como el último de los padres de la Iglesia latina (s. VI-VII) que destacó por su saber enciclopédico (parecido al de una base de datos) y del mismo san Pablo apóstol. Se han propuesto también dos mártires de nuestro tiempo: san Maximiliano Kolbe, quien fue un gran comunicador de prensa, radio y proyecciones audiovisuales; y el beato Titus Brandsma, carmelita y periodista holandés.