La Iglesia católica compra la Catedral de Cristal de California

La diócesis de Orange se ahorró construir una nueva

| 3896 hits

ORANGE, martes 22 de noviembre de 2011 (ZENIT.org).- A la diócesis católica de Orange, que ocupa el número diez en el ránking de la población católica de Estados Unidos, se le ha dado la oportunidad de comprar la famosa Catedral de Cristal, mandada diseñar y construir por el conocido telepredicador reverendo Schuller. Con lo cual costará la mitad que si se construyera la nueva que necesitaba la diócesis.

La Catedral de Cristal es un edificio espectacular. El emblemático Philip Johnson diseñó la estructura, el adyacente campus y los edificios en Garden Grove, California.

El conjunto arquitectónico ha sido objeto de un procedimiento de quiebra complicada, presentada por los acreedores y otros contra Crystal Cathedral Ministries (CCM).

La decisión, anunciada por el juez del Tribunal de Bancarrota de los Estados Unidos confirmó la selección de la diócesis por parte de la junta directiva de la CCM como comprador preferido. La junta directiva de la CCM determinó los términos de la oferta monetaria y no monetaria de la diócesis para competir con la propuesta de la Universidad Chapman.

Si bien el tribunal ha validado la cesión, la ocupación de la diócesis del campus y el uso de la iglesia no será inmediato. Según los términos del acuerdo, la CCM continuará usando la iglesia y las estructuras del campus por un periodo de tres años. Durante el mismo periodo se establecerá un centro pastoral diocesano en el campus de Garden Grove, y se transferirá una escuela parroquial y una iglesia a la nueva localización.

La decisión inicial de pujar por la propiedad de Crystal Cathedral Ministries surgió como alternativa a los planes diocesanos de diseñar y construir una nueva catedral católica para servir y anticipar las necesidades de la creciente diócesis de Orange.

Alentada por un grupo de asesores laicos y otros expertos, la diócesis comenzó el proceso de puja con la intención de adquirir un espacio de culto adecuado, y un campus administrativo por menos de lo que costaría la construcción de una catedral desde el principio, además de estar disponible en un periodo de tiempo más corto.

El obispo de la diócesis Tod D. Brown expresó su preocupación por la posibilidad de que la Catedral de Cristal se reutilizara para un uso distinto al culto. Su uso como lugar de culto fue decisivo en la decisión de la CCM para seleccionar a la diócesis como comprador preferente.

Aunque habrá que realizar reformas en el diseño, antes de que la iglesia pueda ser usada, como catedral católica, la decisión del tribunal contenta los objetivos primarios de la diócesis, mantiene la Catedral de Cristal como un lugar de culto, y pone de relieve la relación vital entre los católicos laicos y el clero en el condado de Orange.

“Lamentamos sinceramente las circunstancias difíciles que el doctor Schuller y su ministerio han encontrado. Estos desafíos permitirán a la diócesis de Orange proteger estar maravillosas estructuras como lugar de culto, y pronto proveerán a nuestra comunidad católica de una nueva catedral, un centro pastoral, una escuela parroquial y más. A pesar de estos maravillosos resultados, sentimos los sucesos que nos han llevado a las circunstancias actuales y ofrecemos nuestro respeto al doctor Schuller y a su ministerio”, dijo monseñor Tod D. Brown.

Como monseñor Brown dijo muchas veces durante este proceso, la diócesis no habría sido capaz de realizar esta puja y competir por esta propiedad sin el inapreciable apoyo y las contribuciones de muchas personas dentro de la comunidad laica.

“La estupenda noticia de hoy confirma claramente que nuestra Iglesia es del pueblo y del clero, es una alegría compartida la que disfrutamos hoy, Estoy muy contento de haber participado de este esfuerzo”, concluyó monseñor Brown, según informa la página de la diócesis.

El obispo escribió una carta a los diocesanos el 18 de noviembre en la que comunicaba la noticia y agradece a “todos los que habéis rezado por este resultado y por los sabios y útiles consejos que he recibido de muchos consejeros laicos y personal diocesano”.

“Este resultado es el culmen de nuestros esfuerzos para tener una catedral suficientemente grande para afrontar nuestro presente y anticipar nuestras necesidades. Me sorprendió y alegró que mucha gente me confesase esperar que este proceso tuviese éxito; está claro, por todo el interés centrado en nuestros esfuerzos, que muchos de nuestros laicos entienden la necesidad y la importancia de una catedral de este tipo para los católicos del Orange County”.

“En los días cercanos a la fiesta de Acción de Gracias vamos a agradecer todas las bendiciones que hemos recibido como un regalo de Dios, no centrándonos en lo que nos falta”, concluye la carta de monseñor Brown..