La Iglesia católica es menos europea y más africana, según las estadísticas

El catolicismo al inicio del pontificado de Benedicto XVI en números

| 1260 hits

CIUDAD DEL VATICANO, martes, 17 mayo 2005 (ZENIT.org).- El mayor desafío con el que se presenta Benedicto XVI al inicio de su pontificado, según las estadísticas, es la falta de crecimiento de la Iglesia católica en Europa.



La gran esperanza, por el contrario, está constituida por África, donde en los últimos 25 años los católicos casi se han triplicado, según constata la edición recién publicada del «Anuario Estadístico de la Iglesia 2003», preparada por la Oficina Central de Estadística de la Iglesia y editado por la Librería Editorial Vaticana.

Los resultados del volumen han sido ilustrados en un amplio informe publicado por la edición diaria en italiano de «L'Osservatore Romano» (9-10 de mayo de 2005).

Entre 1978 y 2003, los católicos en el mundo han pasado de 757 millones a 1.085 millones, un aumento de 329 millones de fieles

Si se comparan estos datos con la evolución de la población mundial, en el mismo período, que pasó de 4.200 millones a 6.300 millones, se observa que el porcentaje de los católicos en el mundo ha disminuido ligeramente, de casi el 18% al algo más del 17%.

«En Europa se registra una situación estacionaria evidente», constata el diario de la Santa Sede al analizar los datos estadísticos.

En el año 2003, los fieles bautizados en el viejo continente eran casi 280 millones: algo más de 13 millones con respecto a 1978 y poco más de 300.000 con respecto a 1988.

«Este estancamiento se debe casi exclusivamente a la conocida situación demográfica europea, cuya población está dejando de crecer, es más, se prevé un claro descenso para las próximas décadas», afirma «L'Osservatore Romano».

El porcentaje de los católicos en Europa, sin embargo, ha quedado casi invariado en los últimos 25 años: ha pasado del 40,5% al 39,6%.

El continente en el que más crece la Iglesia católica es África, donde los católicos casi se han triplicado: en 1978 eran unos 55 millones; mientras que en el año 2003 su número ascendió hasta alcanzar casi los 144 millones.

«Los católicos, que eran el 12,4% de le la población africana en 1978, representan 25 años más tarde casi el 17%», afirma el diario vaticano.

En América y Asia la Iglesia ha experimentado un crecimiento vigoroso (del 47,6% e y del 78,2% respectivamente). Ahora bien, este aumento está en línea con el desarrollo demográfico de esos dos continentes. Los católicos americanos representan el 62% de la población del continente, mientras que en Asia su porcentaje, si bien ha aumentado ligeramente, no superaba el 3% en 2003.

La situación en Oceanía es estacionaria, reconocen las estadísticas.

Como conclusión, «L'Osservatore Romano» reconoce que en estos 25 años ha aumentado el porcentaje de católicos africanos con respecto a los católicos del mundo (del 7% al 13%), y ha descendido el porcentaje de católicos europeos (del 35% a menos del 26%».

«En América, se puede hablar de una consolidación positiva: casi la mitad de los fieles en el mundo pertenece a ese continente», añade el diario.

Según las estadísticas del volumen «Las religiones en el mundo» («Le religión nel mondo») del Instituto Geográfico «De Agostini», validas para el año 2000, el 36,6% de los habitantes del planeta son católicos, de los cuales, el 17,5% católicos, el 5,6% protestantes, el 3,6% ortodoxos, el 1,3% anglicanos, el 6,8% pertenecen a otras confesiones cristianas, y el 1,8% no adhiere a ninguna Iglesia.

Según estos datos, los musulmanes superan a los católicos, pues en el año 2000 eran el 19,6%.