La Iglesia debe aprovechar las crisis para comunicar mejor

Conclusión del Seminario de Oficinas de Comunicación de la Iglesia

| 672 hits

ROMA, viernes, 5 mayo 2006 (ZENIT.org).- Las crisis comunicativas ayudan a la Iglesia explicarse mejor. Esta sería una de las conclusiones no escritas del quinto seminario profesional de Oficinas de Comunicación de la Iglesia, que ha tenido lugar a los 10 años de la inauguración de la Facultad de Comunicación Institucional de la Universidad de la Santa Cruz de Roma.



Entre las ponencias y comunicaciones presentadas en el encuentro, a finales de abril, en el que participaron casi 300 personas de varios países, emergió constantemente las crisis ante las que los responsables de comunicación de las instituciones de Iglesia tienen que responder y anticipar.

El profesor Diego Contreras afirmó que «la influencia de los medios de comunicación en la percepción que tienen los fieles de los diferentes aspectos de la vida de la Iglesia no se refiere sólo a los contenidos» sino sobre todo a la manera en que se presentan, lo que se llama el «framing», en lenguaje técnico.

«Quizá es inevitable un cierto nivel fisiológico de sospecha recíproca entre el periodista de un medio de comunicación y el comunicador institucional. Pero es absurdo el razonamiento de quien piensa, por parte de la prensa, que sólo se puede hacer auténtico periodismo cuando se "ataca"», indicó el profesor.

Al mismo tiempo, el departamento de comunicación de la Iglesia, reconoció, no puede pensar que «toda crítica y, por definición, un ataque».

«En realidad es preferible subrayar lo que une. Por ejemplo, la existencia de un enemigo común: la ignorancia del público», dijo.

El periodista Marco Tossati, que se encarga de religión en el periódico turinés «La Stampa», confirmó esta última constatación, reconociendo que hoy es necesario aclarar términos que hace unos años formaban parte del lenguaje común. «Hoy incluso en Italia es necesario explicar qué es la Eucaristía».

Maria Grazia Murru, productora de la agencia de noticias AP Televisión en Italia, constató que «a veces se nos pide que alguien del Vaticano aparezca ante las cámaras para que ofrezca algún comentario o presente la posición de la Santa Sede sobre una cuestión concreta. Imposible. Es totalmente imposible lograr que un cardenal, un obispo o cualquier persona de la Curia salga ante las cámaras para comentar una noticia».

Cindy Wooden, corresponsal en el Vaticano de la agencia «Catholic News Service» de la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos, expuso que «a veces los medios de comunicación piensan que algo "de Iglesia" es noticia cuando la Iglesia en realidad no estaría de acuerdo: basta pensar en el ruido que causó la decisión del Papa de ponerse, antes de Navidad, el "camauro" [un antiguo gorro, ndr.] rojo y blanco. Era algo poco común, pero adaptado a la estación, y sin embargo había muchísimos fotógrafo».

Por ejemplo, según explicó, la noticia más popular de «Catholic News Service» en este año ha sido, por ahora, el regalo que hicieron los empleados de «Radio Vaticano» al Papa: un «iPod».

Maria Hasselgren, portavoz de la Iglesia católica en Suiza, resaltó que «uno de los problemas más agudos en mi país es que no sólo nosotros, sino incluso la gente que se presenta como religiosa, sin importar su religión, es vista por el resto de las personas como alguien que intelectualmente no inspira confianza».

Austen Ivereigh, el director de Comunicación del Arzobispo de Westminster (Gran Bretaña), afrontó la crisis suscitada por los abusos sexuales atribuidos a sacerdotes y explicó que «puede interpretarse como un fracaso de la Iglesia a la hora de responder al despertar moral en la sociedad ante la pederastia y sus consecuencias».

«La Iglesia siempre se equivoca cuando, para defenderse, no expresa su preocupación por las víctimas», afirmó.

«Parte de nuestra tarea como comunicadores --añadió-- es comprender cuáles son las nuevas víctimas que los medios de comunicación están detectando. Creo que el trato de los ancianos será la próxima ola; y no se necesitará mucho tiempo para que los objetivos de concentren en las instituciones dirigidas por la Iglesia».

[Estas ponencias y las comunicaciones serán publicadas en un libro. Más información en http://www.pusc.it/csi_seminar06/it_index.htm]