La Iglesia en América Latina: ARGENTINA

Una mirada al continente del papa Francisco (XII)

Lima, (Zenit.org) José Antonio Varela Vidal | 1007 hits

Ofrecemos a nuestros lectores un nuevo artículo de la serie sobre la Iglesia en América Latina, con la presencia ya del santo padre en dichas tierras...

Conscientes del interés que viene suscitando el subcontinente del papa Francisco, ZENIT viene difundiendo el valioso estudio del Observatorio Pastoral del Celam (OPC), que nos acerca a la realidad pastoral, social y devocional de los pueblos latinoamericanos.

En esta oportunidad, conoceremos un poco más a la Iglesia de la Argentina, un país ubicado en la zona centro-sur del continente americano, con una extensión de 2.791.810 Km2, que acoge a cerca de 40.134.425 habitantes, de los cuales el 69% serían católicos.

Semillas de la evangelización

La historia de la Iglesia en la Argentina encuentra su origen cuando el papa Pablo III crea el obispado del Rio de la Plata y Paraguay, el 1 de julio de 1547, como sufragáneo del arzobispado de Lima, y con sede en Asunción. En 1552, el papa Julio III crea el obispado de Charcas o La Plata con jurisdicción en parte de Chile, todo el Alto Perú, Tucumán y el Río de la Plata.

Ya el 10 de mayo de 1570, san Pío V, crea la diócesis de Córdoba del Tucumán con sede en Santiago del Estero y luego trasladada a la ciudad de Córdoba. Paulo V elevará a arzobispado a la diócesis de La Plata y el 6 abril 1620 erige la diócesis de la Santísima Trinidad del puerto de Buenos Aires, que será elevada como arzobispado el 5 de marzo de 1866.

En 1785 se divide la diócesis de Córdoba y se crea la diócesis de Salta. El Papa Gregorio XVI crea el 19 de septiembre de 1834, la primera diócesis del período independiente en San Juan del Cuyo.

Comunidad de servicio

La Iglesia católica argentina cuenta con 14 arquidiócesis, 47 diócesis, 4 prelaturas, un Obispado castrense, un Ordinariato oriental, un Exarcado Greco-melquita y 3 Eparquías: Armenia, Maronita y Ucrania. Estas 71 jurisdicciones eclesiásticas están organizadas en 14 provincias eclesiásticas y 8 regiones pastorales, con el fin de fomentar la cooperación y común acción pastoral. Existe también la Prelatura personal del Opus Dei y la Prefectura Apostólica de Islas Malvinas.

Este trabajo se realiza con 14 arzobispos, entre ellos 3 cardenales, 45 obispos, 3 obispos eparcas, 3 obispos prelados, 9 obispos auxiliares, para un total de 77 obispos.

Los presbíteros diocesanos son 3.446, los presbíteros religiosos: 2.202, y un total de 519 diáconos permanentes. Están en actividad 28 seminarios diocesanos mayores y 25 menores.

La Vida Consagrada tiene presencia con 77 órdenes y congregaciones masculinas y 223 femeninas. El número de religiosos (hermanos) alcanza a 751, y las religiosas son 9.113. Existen 61 monasterios de religiosas de clausura. La Conferencia Argentina de Religiosos y Religiosas – CONFAR, agrupa y anima la Vida Consagrada. La Junta de Institutos Seculares de Argentina – JISA, se ocupa de la animación de los 721 miembros de los 27 institutos seculares. Funcionan 2.674 parroquias, 8.742 iglesias y capillas, 98 santuarios y 45 basílicas en todo el territorio argentino.

A nivel de la Conferencia Episcopal Argentina, esta tiene 19 comisiones episcopales, que se encargan de orientar y animar la acción pastoral de las jurisdicciones eclesiásticas en los campos de Fe y Cultura,Catequesis y Pastoral Bíblica,Pastoral Social, Educación Católica, Iglesias Orientales, Pastoral Aborígen, entre otras.

Relación Iglesia-Estado

Según se lee en el OPC, la Constitución argentina garantiza la libertad de culto, y le reconoce a la Iglesia católica un carácter preeminente y se compromete a sostenerla, asimilándola a un ente de derecho público no estatal. Argentina y la Santa Sede tienen firmado un Concordato desde 1957.

En Argentina, la Ley Federal de Educación de 1993 reconoce el derecho y responsabilidad que tiene la Iglesia Católica y las demás confesiones religiosas de emprender acciones educativas en el marco escolar:

Se lee así que "las acciones educativas son responsabilidad de la familia, como agente natural y primario de la educación, del Estado Nacional como responsable principal, de las Provincias, los Municipios, la Iglesia Católica, las demás confesiones religiosas oficialmente reconocidas y las Organizaciones Sociales". (Título I. Derechos, obligaciones y garantías. Artículo 4º)

Presencia en la sociedad

En el OPC se explica que la Iglesia es la institución con mayor credibilidad en la Argentina, de acuerdo con la “Primera Encuesta sobre creencias y actitudes religiosas en Argentina”, que realizó el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) con el apoyo de cuatro universidades, en el 2008.

El Episcopado argentino tiene una presencia permanente frente a los acontecimientos nacionales por medio de mensajes y comunicados en los cuales iluminan las situaciones a la luz del Evangelio.

El documento Hacia un bicentenario en justicia y solidaridad (2010 – 2016), promulgado al final de la 96ª Asamblea Plenaria de la CEA, noviembre de 2008, traza unas contribuciones para la construcción de un nuevo proyecto de país, como aporte a las celebraciones del proceso de independencia.

Desafíos pastorales

El OPC revela que la Iglesia argentina "lleva a cabo una extensa labor de servicio a la sociedad argentina a través de sus organizaciones que atienden diversos campos de actividad". Solo en el sector educativo, atiende a través de 7 universidades católicas y 2.543 colegios.

En el campo de la asistencia social son 137 centros de asistencia, 53 instituciones de ayuda y servicio comunitario, 25 centros de salud y 37 para el cuidado de enfermos y en situaciones de riesgo prestan sus servicios a los más pobres.

En el área de la comunicación social la Iglesia ofrece 455 publicaciones periódicas a nivel nacional, regional y local; 122 emisoras de radio, 42 editoriales, 142 librerías, y la agencia de noticias AICA que informa por Internet.

Para favorecer la reflexión, la oración y encuentro personal con Jesús, funcionan 210 casas de ejercicios espirituales.

La santidad en la Argentina

Unos de los modelos de la Iglesia del sur del continente es san Héctor Valdivielso Sáez (1910-1934), nacido en Buenos Aires. En España se hizo religioso del Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas (Hermanos de La Salle). Fue ejecutado en la llamada Revolución de Asturias, poco antes de la Guerra Civil Española, juntamente con siete compañeros. Juan Pablo II, en la ceremonia de beatificación (29 de abril de 1990) dijo que habían sido martirizados por "odium fidei", es decir, por odio a la fe, y que aceptaron cristianamente el sacrificio antes de renunciar a Cristo Jesús. Fue canonizado en el Vaticano el 21 de noviembre de 1999.

También está la beata María del Tránsito de Jesús Sacramentado Cabanillas (1821-1885). Nacida en Córdoba, Argentina, se dedicó a la formación cristiana de la infancia pobre y abandonada. Fundó el Instituto de las Hermanas Misioneras de la Tercera Orden de San Francisco. Fue beatificada por Juan Pablo II el 14 de abril de 2002.

Cierra el grupo glorioso el beato Ceferino Namuncurá (1886-1905), joven laico salesiano de origen mapuche, cuya vida de santidad comparten Argentina y Chile. Fue beatificado por Benedicto XVI en 2007.

Están en proceso de beatificación el siervo de Dios cardenal Eduardo Pironio (1920 – 1998), quien fue obispo de Mar del Plata, presidente del Celam, prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica y presidente del Pontificio Consejo para los Laicos

También ha sido proclamada por Benedicto XVI como venerable María Antonia de Paz y Figueroa, quien practicó las virtudes cristianas en grado heroico y fundó a las Hijas del Divino Salvador. Nacida en Silípica (Santiago del Estero) en 1730 y muerta en Buenos Aires el 7 de marzo de 1799, se le conoce también como “Mamá Antula”.

Santuarios marianos

Los argentinos veneran a la Madre de Dios en diversos santuarios, tales como la Basílica Santuario de Nuestra Señora del Rosario en la arquidiócesis del Rosario, y los santuarios de Nuestra Señora de Lourdes en Buenos Aires y en El Challao, Mendoza. Otros son el Santuario de Nuestra Señora de los Milagros en Santa Fe y el famoso Santuario de Nuestra Señora de Luján en la provincia de Buenos Aires, imagen muy amada por el papa Francisco.

Para conocer más sobre la actualidad de la Iglesia argentina aquí