La Iglesia en Roma celebra el día del amor entre esposos

Fiesta de los beatos Luigi y Maria Beltrame Quattrocchi

| 1331 hits

CIUDAD DEL VATICANO, 25 noviembre 2001 (ZENIT.org).- Cuando se aprobó la causa de beatificación conjunta del primer matrimonio en la historia de la Iglesia, a la Congregación vaticana para las Causas de los Santos le surgió un problema: ¿cuándo se celebrará su fiesta?



En general, la fiesta de los beatos y santos suele celebrarse el día de su muerte, día de su abrazo con Dios. ¿Debería celebrarse en fechas diferentes la memoria de Luigi y Maria Beltrame Quattrocchi creando así dos fiestas?

Juan Pablo II, que desde hacía años soñaba con poder beatificar a una pareja, tomó entonces una decisión revolucionaria: la fiesta de los dos beatos se celebraría conjuntamente en un mismo día, en el aniversario de su boda.

Y dado que Luigi y María contrajeron matrimonio el 25 de noviembre de 1905, en este año se celebra por primera vez su memoria.

Por el momento, la fiesta sólo se celebra en Roma, la diócesis de los nuevos beatos, pues la beatificación, que el Papa celebró el pasado 21 de octubre, tiene carácter local. Dado que en este domingo se celebraba Cristo Rey, las parroquias romanas recordarán a sus beatos este lunes. En caso de que sean canonizados, entonces la fiesta alcanzará un carácter universal.

Luigi (1880-1951) y María (1884-1965) Beltrame Quattrochi, originarios de Roma, estuvieron casados durante cincuenta años y tuvieron cuatro hijos, tres de los cuales viven todavía hoy y participaron en la ceremonia celebrada en la Basílica de San Pedro.

María era profesora y escritora de temas de educación, comprometida en varias asociaciones (Acción Católica, Scout, Cruz Roja, etc.). Luigi fue un brillante abogado que culminó su carrera siendo vice-abogado general del Estado italiano.

Significativamente el Papa también decidió que un solo milagro --la curación de alteraciones óseas del neurocirujano italiano Gilberto Grossi--, atribuido a la intercesión de los dos esposos, les abriera las puertas de la beatificación.