La Iglesia en Vietnam celebra un año jubilar

Del 24 de noviembre de 2009 al 6 de enero de 2011

| 1652 hits

HO CHI MINH, viernes 30 de octubre de 2009 (ZENIT.org).- Con motivo del 350 aniversario de la creación de los dos vicariatos apostólicos de Tonkín y la Cochinchina (en 1659) y de los 50 años de la institución de la jerarquía católica en Vietnam (en 1960), la Conferencia Episcopal del país ha impulsado un Jubileo.

El próximo 24 de noviembre, fiesta de los santos mártires de Vietnam Andrea Dung Lac y 116 compañeros beatificados por Juan Pablo II en 1988, empezará ese año especial de gracias, que concluirá el 6 de enero de 2011.

En la carta dirigida a la comunidad católica del país para proclamar el Jubileo, los obispos vietnamitas recuerdan que “para desarrollar el espíritu de comunión en el seno de la Iglesia, el Papa les ha exhortado a “dedicar una atención particular” a algunos ámbitos, sobre todo al ejercicio de la cardidad, “característica esencial de la Iglesia de Cristo”, informó L'Osservatore Romano.

“Hará falta además ofrecer un cuidado particular a la juventud, sobre todo a los jóvenes de nuestros campos, que, actualmente, se hacinan en las grandes ciudades para continuar sus estudios o encontrar trabajo”, añaden los prelados.

La tarea principal, destacan, es el anuncio del Evangelio. “Cumpliendo esta misión, la Iglesia contribuye al desarrollo de la persona, no sólo en el plano humano y espiritual, sino también en el plano social”.

Cuando construyen la propia vida “sobre la base de valores evangélicos como la caridad, la honestidad y el respeto al bien común”, los fieles “participan activamente en la construcción de una sociedad justa, solidaria y equitativa”, destacan en la carta.

Gran Asamblea

El momento central del Jubileo de la Iglesia en Vietnam será la “gran asamblea del pueblo de Dios”, “basada en el modelo del Sínodo de los Obispos” y organizada por la archidiócesis de Ciudad Ho Chi Minh para los días entre el 21 y el 25 de noviembre.

Participarán en ella unos 200 delegados, en representación de la comunidad católica vietnamita, que constituye el 7% de los 87 millones de habitantes.

La Conferencia Episcopal enviará a las diócesis, parroquias y comunidades religiosas unos documentos de estudio para promover la participación activa de los fieles. Sus contribuciones representarán la base para la discusión de la asamblea.

“El año santo nos anima a compartir la alegría de nuestra fe con todos los miembros de la nación vietnamita”, declaran los obispos del país.

Para hacerlo, explican, “tenemos que despertar en nosotros el don de la fe” y “renovar los métodos de evangelización para responder a las fuertes transformaciones de nuestra época”.

El modelo en el que inspirarse se basa en “comunión y participación”, añaden. “La comunión encuentra su origen en el misterio de la Trinidad”, que “nos hace pueblo de Dios, Cuerpo de Cristo, Templo del Espíritu Santo”.

También destacan que la celebración del evento, según informa AsiaNews, “es un tiempo propicio para una mirada retrospectiva al objetivo de agradecer a Dios, aprender las lecciones de la historia” y “debatir la situación actual de la Iglesia”, “para mirar al futuro con la determinación de construir una Iglesia que discierne y obedece la voluntad de Dios”.

Para preparar a los fieles al Jubileo, la Iglesia hará una novena de oración, para los días anteriores al inicio del Jubileo, del 15 al 23 de noviembre.

El Jubileo se abrirá el 24 de noviembre en la parroquia de So Kien de Hanoi, y concluirá el día de Epifanía de 2011 en el santuario mariano nacional de La Vang.