La Iglesia espera contribuir a mejorar las relaciones Colombia y Venezuela

Afirmaron los presidentes de los obispos de los dos países

| 3063 hits

BOGOTÁ, lunes 26 de julio de 2010 (ZENIT.org).- Los presidentes de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) y de la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV), expresaron su confianza en que puedan contribuir a mejorar las relaciones entre los dos países, tras la ruptura decretada por el mandatario Hugo Chávez.

El presidente de la CEC, monseñor Rubén Salazar Gómez, aseguró que espera “volver a tener las relaciones de paz y fraternidad” entre las dos naciones, y pidió tener en cuenta el sufrimiento de las personas afectadas por la decisión venezolana de romper las relaciones entre ambos países, informa la pagina web de la Conferencia Episcopal de Colombia.

“No tiene sentido que no seamos capaces de solucionar los problemas... nuestros pueblos merecen vivir en paz...”, afirmó monseñor Salazar Gómez, en diálogo con los periodistas en el marco de una reunión convocada por el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), para tratar la manera de ayudar desde la Iglesia Católica a los procesos de reconstrucción en Haití.

El presidente del Episcopado colombiano recalcó que es necesario contribuir a superar el “clima de desconfianza mutua” entre ambos gobiernos y recordó que el mandatario electo Juan Manuel Santos ha expresado la importancia enorme de tener buenas relaciones con los países vecinos.

A su vez el presidente de la CEV, monseñor Ubaldo Santana Sequera, explicó que si bien “la situación es preocupante”, espera que los episcopados de Colombia y Venezuela puedan “seguir trabajando juntos, dando testimonio de fraternidad”.

“Esperamos que se aleje cualquier conflicto bélico entre las naciones... Hay que buscar juntos caminos distintos a la guerra”, precisó el también arzobispo de Maracaibo.

Interrogado por los periodistas sobre la presencia de guerrilleros colombianos en Venezuela, monseñor Santana Sequera aseguró que “hay demasiados testimonios de una circulación fácil (de los insurgentes) por nuestras fronteras...”.

“Hace falta mayor presencia del Gobierno en las regiones fronterizas. Estamos dejando demasiados vacíos para que esos grupos circulen”, agregó.