La Iglesia ortodoxa rusa satisfecha con la visita de Putin al Papa

El patriarcado de Moscú aprecia el que no le invitara a Rusia

| 250 hits

MOSCU, 6 junio (ZENIT.org).- El patriarcado de Moscú ha manifestado su satisfacción ante la constatación de que el presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, no invitó a Juan Pablo II a visitar Rusia, en el encuentro que mantuvo ayer en el Vaticano con el pontífice.



El haberse abstenido de invitar al Papa a viajar a Rusia ha sido «una postura sabia y moderada», ha declarado Vsievolod Ciaplin, portavoz del patriarca, Alejo II.

La decisión de Putin «es digna de toda estima», ha añadido el portavoz. El patriarcado ortodoxo de Moscú reconoce que el presidente ruso tenía derecho a presentar esta invitación al obispo de Roma, sin embargo, de este modo, ha manifestado su comprensión por «una cuestión no puede ser afrontada separándola de las relaciones entre el Vaticano y la Iglesia ortodoxa rusa y, más en general, del problema de las relaciones en Rusia entre el Estado y la Iglesia».

Ayer, el portavoz de la Santa Sede, Joaquín Navarro-Valls, al responder a los periodistas, afirmó que todavía hay esperanzas para que tenga lugar un posible viaje del Papa a Moscú. «Una puerta --dijo-- permanece abierta hasta que no se cierra definitivamente».

Tanto Mijaíl Gorbachov, como Boris Yeltsin habían invitado a Juan Pablo II a visitar su país. Por este motivo, se esperaba que Putin renovara la antigua propuesta. Sin embargo, según explicó Navarro-Valls, el tema no fue tocado, al menos oficialmente, en los treinta minutos de encuentro entre el presidente ruso y el Santo Padre.