La Iglesia se une en oración por el nuevo papa

Los representantes de los diferentes movimientos muestran su cercanía y prometen oración a Francisco

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Rocío Lancho García | 1438 hits

Domenico Sorrentino, obispo de Asís ha mandado un mensaje al nuevo papa en el que le manda un gran abrazo, afectuoso y filial y lo saluda con alegría. "Estamos contigo, querido Santo Padre. ¡Tú eres Pedro! Estamos contigo como la única Iglesia de Jesús, nuestro Señor y Salvador". Continúa el mensaje diciendo que "nosotros te seguiremos, en el afecto y en la obediencia".

Los hermanos franciscanos de Asís dan gloria a Dios y se alegran por la elección del sumo pontífice Jorge Mario Bergoglio. La familia franciscana, dice el comunicado, se abraza al santo padre con sentimientos de gratitud, sincero afecto y profundo respeto. "En esto Año de la Fe, en el acompañar en el inicio de su ministerio con la oración incesante".

El movimiento de la Renovación Carismática en Italia a través de su responsable nacional, Salvatore Martínez, ha dicho que ha sido "una gran emoción ver al papa Francisco inclinarse delante del pueblo de Dios pidiendo oración y haciendo rezar a toda la Iglesia. Un jesuita, continua Martínez, que pone al mundo entero sobre los pasos de Francisco, el gran evangelizando que ha fascinado el mundo en el signo de la alegría y pobreza de espíritu. Un signo que promueve América Latina, continente de la esperanza.

El prelado de Opus Dei, Javier Echevarría, también ha enviado unas palabras al romano pontífice Francisco y reconoce que "desde el momento en el que hemos visto la fumata blanca lo hemos acogido con profunda gratitud y ahora, siguiendo el ejemplo de Benedicto XVI, le manifestamos una incondicionada veneración y obediencia". Continua afirmando que todos nos confiamos en la oración de su santidad para contribuir eficazmente, con alegre disponibilidad, a la tarea de evangelización que el papa ha mencionado en su primer saludo a la Iglesia. Y como siempre ha aconsejado san Josemaría Escriva, "pido hoy al Señor de una forma muy especial que todos nosotros cristianos tenemos 'una sola voluntad, un solo corazón, un solo espíritu', todos, unidos al papa, vamos a Jesús, por medios de María".

También María Voce, presidenta del movimiento de los focolares, reconoce que "junto a toda la Iglesia verdaderamente estoy feliz en este momento, que nos muestra tanto la vitalidad de la Iglesia como la frescura del Espíritu Santo que siempre encuentra el modo para sorprendernos". Afirma que "es muy significativa la elección del nombre de Francisco, porque me parece que expresa el deseo de un retorno a la radicalidad del Evangelio, a una vida sobria, a una gran atención hacia la humanidad y también a todas las religiones".

Los responsables del Camino Neocatecumenal, Kiko Argüello, Carmen Hernández y Mario Pezzi, en su comunicado por la elección del cardenal Jorge Mario Bergoglio como nuevo papa han afirmado que "el papa Francisco es una gran esperanza para la Iglesia". "Estamos convencidos que es un papa providencial para estos tiempos y que llevará el Evangelio de forma incansable en todo el mundo". Y añaden que siempre ha sido cercano al Camino y les ha demostrado su afecto y expresado su apoyo. Finalizan diciendo que "todas las personas del Camino Neocatecumenal rezamos por él y por su pontificado".

Así mismo, la familia eclesial impulsada por la Institución Teresiana ha acogido el momento y enviado, por su directora general Maite Uribe, un mensaje al nuevo líder del pueblo de Dios que es la Iglesia.

En su página web, la Institución Teresiana, "unida a los creyentes y a los hombres y mujeres de buena voluntad, saluda y acoge al nuevo obispo de Roma, papa Francisco. El cardenal argentino Jorge Bergoglio fue el elegido".

Maite Uribe, directora de la Institución Teresiana, desde Santiago de Chile, donde está haciendo una visita, ha enviado un mensaje al nuevo pontífice: "Nos unimos a todos los creyentes, y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, para enviarle un cordial saludo de acogida como nuevo Obispo de Roma, S.S. Francisco".

"Queremos presentarle --añade el mensaje- nuestros deseos de una Iglesia abierta, dialogante, corresponsable, arraigada en el Evangelio, capaz de transmitir a jóvenes y adultos el testimonio de la búsqueda incansable de un Dios amor, encarnado en Jesús".

Y concluye: "Como Asociación internacional de laicos, y desde la responsabilidad que nos da nuestra vocación bautismal, sentimos la llamada a impulsar la acción evangelizadora de nuestra presencia en las realidades sociales, profesionales y familiares en las que vivimos y actuamos, y a generar la hermandad, signo profético del reino, que nos sostiene y nos impulsa a la misión".