La Iglesias cristianas de Argentina piden la liberación de los arzobispos ortodoxos secuestrados

Los patriarcas católicos de Oriente se unen al dolor de la comunidad de la Iglesia hermana en Siria

Madrid, (Zenit.org) Redacción | 877 hits

La Comisión Ecuménica de Iglesias Cristianas en la Argentina (CEICA) difundió un comunicado ante la “gravísima y dolorosa situación creada por el secuestro de dos arzobispos metropolitanos en la histórica ciudad de Alepo, hoy ciudad mártir”. Así mismo los patriarcas católicos de Oriente se unieron a la celebración hace dos días del Domingo de Ramos ortodoxo y al dolor de la Iglesia hermana.

Como se recordará los dos obispos ortodoxos son Paul Yazigi, metropolita de Alepo de los greco-ortodoxos y Youhanna Ibrahim, metropolita de los siríaco-ortodoxos, que fuero secuestrados el 22 de abril (ver: http://www.zenit.org/es/articles/siria-la-liberacion-de-los-dos-obispos-ortodoxos-entre-deseo-y-realidad).

“La noticia ha conmocionado al mundo. Se alzan voces en los cinco continentes para denunciar esa terrible violación a los derechos humanos y a los derechos más sensibles: derecho a la fe y a la religión de las personas y derecho a la dignidad, derechos aún más simbólicos en este caso dado que los secuestrados son religiosos y miembros de la más alta jerarquía de sus Iglesias que retornaban a sus sedes eclesiásticas luego de una labor humanitaria, dada la injusta y aterradora situación a la que se halla sometida la población civil, nuestro prójimo”, indica el comunicado argentino.

La Comisión hace suya “la angustia de quienes sufren las pérdidas de sus derechos, de sus familiares y de sus seres queridos, y elevamos nuestras oraciones al Altísimo, a Dios Padre, Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, a su Divino hijo Jesucristo, y al Espíritu Santo de Dios, para que se ponga fin de inmediato esta situación de secuestro haciendo retornar con vida a los arzobispos secuestrado y poniendo fin a esta lucha desgarradora que ha destruido ciudades históricas donde San Pablo predicó, y está hundiendo al honorable y sufriente pueblo de Siria en un injusto marasmo que afecta a las relaciones humanas hasta límites inimaginables”. 

La declaración está firmada no sólo por los miembros de la CEICA, entre los que se encuentra la Iglesia católica y las principales Iglesias cristianas de Argentina, sino por los observadores-fraternos: La Sociedad Bíblica Argentina y la Secretaría Regional del Consejo Latinoamericano de Iglesias.

Por otra parte, el Consejo de los patriarcas católicos de Oriente (CPCO) ha expresado su solidaridad con los ortodoxos en demanda de la liberación de los dos arzobispos. El texto publicado el 29 de abril, firmado por Gregorio III, patriarca de Antioquía y de todo el Oriente, de Alejandría y de Jerusalén, llama al conjunto de las Iglesias católicas de Oriente a “unirse en plegaria constante para obtener la gracia de esta liberación”.

Piden también a los obispos y a los sacerdotes que lean la carta que con motivo del Domingo de Ramos escribió el patriarca ortodoxo Juan X. La Iglesia ortodoxa festejó el Domingo de Ramos el pasado 28 de abril y celebrará la Pascua el domingo 5 de mayo. “Una nube de temor y de sufrimiento flota sobre Oriente Próximo y muy especialmente en Siria en esta ciudad de Alepo, que sigue esperando la liberación de sus dos obispos todavía desaparecidos”, denuncian los patriarcas católicos que se dicen “en relación constante” con los superiores de los dos arzobispos secuestrados.

“En estos días santos de la fiesta de Ramos y de la Gran Semana proclamamos nuestra solidaridad con los dos patriarcas y con nuestros hermanos obispos Pablo y Juan para obtener cuanto antes la liberación de los dos prelados para que sean devueltos a nuestras Iglesias y a sus rebaños, y que todos celebren en alegría su retorno al servicio de los cristianos y de todos los ciudadanos de Alepo y de Siria, la bien amada”, concluye el comunicado.