La India: continúan los ataques a los cristianos

Una gran manifestación en Hyderabad pide protección al Gobierno frente a la violencia

| 1148 hits

HYDERABAD, lunes 25 de agosto de 2008 (ZENIT.org) Entre dos y tres mil cristianos se manifestaron en la ciudad de Hyderabad (Estado indio de Andra Pradesh) para protestar contra el asesinato, el pasado 16 de agosto, del sacerdote carmelita Thomas Pandippallyil, según informó este domingo Radio Vaticano.

Los manifestantes, de todas las confesiones cristianas presentes en el territorio, piden al Gobierno mayor protección frente a ataques de grupos radicales hindúes, cada vez más frecuentes.

De hecho, desde ayer por la mañana se suceden ataques violentos contra lugares de culto cristianos en el estado de Orisa. Los atacantes, vinculados al grupo armado hinduista radical VHP (Vishwa Hindu Parishad) acusan a los cristianos del asesinato de su lider, Swami Laxanananda Saraspati, el pasado 23 de agosto.

En esta zona se produjeron otros episodios de violencia similares por parte del mismo grupo el pasado mes de diciembre, que se saldaron con tres cristianos muertos y 13 iglesias destruidas.

La mayor acusación contra los cristianos es la de ejercer el proselitismo entre la población, acusación negada tajantemente por el portavoz de la Conferencia Episcopal de la India, el sacerdote Joseph Babu.

Esta acusación está relacionada probablemente con el bárbaro asesinato del padre Pandippallyil, conocido por su actividad como educador. Al sacerdote, sus verdugos le cortaron las manos y los pies y le sacaron los ojos.

Según monseñor Marampudi Joji, arzobispo de Hyderabad y secretario de la Conferencia Episcopal de Andhra Pradesh, este asesinato "es consecuencia del creciente clima de intolerancia y violencia contra los cristianos", en una comunidad que vivía en paz hasta que han empezado a sucederse las acusaciones de proselitismo.

La muerte del sacerdote carmelita, "primer mártir de los nuevos tiempos", ha conmocionado a los cristianos del país, explicó el prelado a la emisora vaticana.