La Infancia Misionera, niños «testigos de la ternura de Dios», según el Papa

Esta obra de la Santa Sede apoya 4.000 proyectos a favor de pequeños en el mundo

| 593 hits

CIUDAD DEL VATICANO, sábado, 6 enero 2007 (ZENIT.org).- Benedicto XVI explicó este sábado que los niños también pueden ser misioneros y «testigos de la ternura de Dios» al celebrar la Jornada Mundial de la Infancia Misionera.



Al explicar que esta fiesta se celebra, a nivel mundial, con motivo de la solemnidad de la Epifanía de Jesús, aclaró al rezar el Ángelus que «es la fiesta de los niños cristianos que viven con alegría el don de la fe y rezan para que la luz de Jesús llegue a todos los niños del mundo».

«Doy las gracias a los niños de la “Santa Infancia”, presente en 110 países, pues son preciosos cooperadores del Evangelio y apóstoles de la solidaridad cristiana a favor de los más necesitados», dijo, dirigiéndose a los miles de peregrinos congregados en la plaza de San Pedro del Vaticano.

El obispo de Roma alentó «a los educadores a cultivar en los pequeños el espíritu misionero para que surjan ente ellos misioneros apasionados, testigos de la ternura de Dios, y anunciadores de su amor».

La Infancia Misionera es una obra de la Santa Sede creada en el seno de las Obras Misionales Pontificias con el fin de suscitar en los niños el deseo de ser misioneros y ayudar a otros niños con la oración y la colaboración económica.

Asimismo esta obra, surgida en 1843, ayuda también a los educadores --padres, catequistas y profesores-- a desarrollar en la educación de los más pequeños la dimensión misionera universal.

En particular, los niños ofrecen ofertas de sus ahorros que la Infancia Misionera destina a apoyar anualmente unos 4.000 proyectos a favor de los niños más necesitados del mundo.

El 29 de abril de 2006, las direcciones nacionales de las Obras Misionales Pontificias del mundo han puesto a disposición del Fondo Universal de Solidaridad de la Infancia Misionera ofrendas por un importe total de 21.658.607,42 euros (unos 28.170.000 dólares estadounidenses).