La iniciativa 10 Plazas para 10 mandamientos llega a Milán

El evento contará con un videomensaje del papa Francisco

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 876 hits

El tercer mandamiento "Santificarás las fiestas" será el protagonista este sábado 8 de junio en la plaza del Duomo de Milán. La iniciativa "10 plazas para 10 mandamientos" organizada por la Renovación Carismática Católica llega a Milán.  Este evento nacional se realiza en el marco del Año de la Fe y cuenta con la colaboración del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización, bajo la guía de la Conferencia Episcopal Italiana. Para la ocasión el papa Francisco ha grabado un videomensaje de unos 8 minutos de duración que será transmitido el sábado en la plaza.

Hasta ahora Roma, Nápoles y Verona ya han acogido esta iniciativa y han visto la participación de unas 50.000 personas y numerosos testimonios del mundo del espectáculo, de la cultura, del deporte, del periodismo, de la música. Después de la parada en Milán, la iniciativa proseguirá de junio a octubre en las plazas italianas de Bari, Génova, Cagliari, Florencia, Palermo, Bolonia, Turín.

Este evento quiere ser un momento alegre, de implicación popular y de testimonios de fe en un momento histórico de pérdida espiritual y de dificultades económicas y sociales. Encontrar el sentido del vivir común y la medida buena de las cosas, a la luz de los 10 mandamientos representa en sí un acto de amor y de responsabilidad hacia las nuevas generaciones. La música, la danza, el anuncio del mandamiento, las reflexiones sobre el tema, los testimonios y la lectura de fragmentos inspirados en los mandamientos en particular son el contexto de la ciudad que acoge este evento.

En la rueda de prensa de esta mañana para presentar el evento el cardenal Scola ha matizado que detrás de la cuestión de la fiesta está "en juego el sentido de la vida". La vida, de hecho, ha subrayado el arzobispo no es reducible a una sola dimensión, sino al menos a tres aspectos: los afectos, el trabajo y el reposo. Por tanto precisamente el reposo de la fiesta es "la función que permite equilibrar los afectos y el trabajo", sin este equilibrio "pierde eficacia", también el mismo trabajo. "El reposo no puede no tener también una dimensión social y relacional", ha añadido el cardenal.

También ha participado en la rueda de prensa el presidente de la Renovación Carismática Católica en Italia que ha subrayado que "se ha arraigado una tendencia cultural a colocar el reposos fuera del ritmo del trabajo, confundiendo el reposo con el ocio o con las vacaciones. Reposo no concebido como espacio creativo integrativo de las necesidades del hombre, sino más bien dirigido a las necesidades relacionadas con el trabajo. De aquí la dificultad de concebir el tiempo de fiesta fuera de lo ordinario, "deshumanizando" así la fiesta misma.