''La institución del matrimonio demuestra la alianza entre las diferencias''

El matrimonio postmoderno, ¿una unión débil? Jornada de trabajo en la Universidad Gregoriana

Roma, (Zenit.org) Rocío Lancho García | 1015 hits

La postmodernidad se ha caracterizado por un pensamiento "débil" y uniones "líquidas". La sociedad líquida parecer prever una cada vez más frecuente dificultad no tanto para concebir el matrimonio "para siempre" o "para toda la vida" cuanto, en realidad, para reconocer un cierto atractivo.

Una cultura diversa de la unión de pareja fluye en la crítica hacia el matrimonio, como unión y promesa delante de la sociedad.

Parecen estar en crisis las cifras de matrimonios, tanto que la relevancia social y cultural de una alianza entre un hombre y una mujer es frágil, a punto, en "crisis de liquidez" relacional y responsable.

En este contexto ¿qué estabilidad puede pretender la unión conyugal? Para responder a estos interrogantes, el departamento de Teología Moral de la Universidad Pontificia Gregoriana ha realizado una tarde de reflexión abierta.

En la primera parte han participado María Cruciani que ha abordado el tema ¿Cuál es la fisonomía de la unión conyugal? A continuación el profesor Ivo Stefano Germano ha expuesto "Uniones líquidas": ¿crisis o final del matrimonio?". Y para finalizar, el profesor Miguel Yáñez SJ, ha hablado sobre "¿Qué responsabilidades afectan a la dimensión afectiva de la unión conyugal?".

A continuación se ha dejado un tiempo para el debate en grupo y más tarde se realizará un puesta en común de las conclusiones.

El hombre posmoderno mira a la autenticidad de cada unión, viendo en ello la expresión de algo afectivo. En este contexto cultural la pareja absolutiza una dimensión que, por otra parte, tiende a escapar, porque "al corazón no se le ordena". Se convierte así en mayoritaria la mentalidad de cuantos mantienen que no es posible una "estabilidad a largo plazo".

El decano de la facultad ha comenzado presentando la tarde de trabajo y recordando que el futuro del mundo y de la Iglesia dependen sobre todo del matrimonio y la familia.

María Cruciani, ha abierto el turno de ponencias. Se ha doctorado en la Universidad Pontificia. Actualmente es profesora de religión católica en la escuela secundaria y junto con su marido realiza un servicio eclesial en el ámbito de la pastoral familiar y de la espiritualidad conyugal.

Ha comenzado su charla afirmando que la antropología posmoderna pone en el centro la afectividad, con un rol fundamental, pero ha cuestionado si esto debe ser siempre así. Ha recordado lo que el papa Francisco dijo el Jueves Santo en el centro de menores: "me vino del corazón venir aquí". En la vida en pareja debe suceder algo similar. "¿Dónde te lleva el sentimiento de la vida en pareja?".

A continuación se ha centrado en el trabajo de la terapia familiar, y ha analizado aspectos intrapsíquicos de la terapia. Ha destacado la importancia de proteger y dejarse proteger, la complementariedad en la pareja. Ha señalado como significativo el 'mito familiar', las historias familiares que se transmiten de una generación a otra. No son sólo descripciones de sucesos sino una explicación del estilo de vida de la familia. Y es en la relación conyugal donde se construyen los propios mitos familiares. La transmisión del propio guión familiar de padres a hijos.

San Pablo en la carta a los corintios pone en primer lugar la paciencia, no es casual porque es fundamental "esperar los tiempos de la pareja". No es una espera pasiva sino activa. En el sistema familiar hay un dinamismo interno. La pareja es una sola carne, no sólo dos personas que se unen. Hay que cuidar del otro y aceptar que el otro te cuide.

Además ha comentado que hay que cuestionarse si la crisis de natalidad no sea en realidad una crisis de la intimidad de la pareja. Es fundamental para la intimidad y la afectividad de la pareja que el otro encarne la caricia de Jesús.

En segundo lugar ha participado el profesor Ivo Stefano Germano, profesor agregado de sociología de los procesos culturales y comunicativos en la Universidad de los Estudios de Molise. Enseña comunicación social e institucional en la licenciatura magistral en Servicio Social y Políticas Sociales y Sociología de la Familia en la Licenciatura trienal en Ciencias del Servicio Social.

Su ponencia se ha centrado en la "Unión líquida". El individualismo está marcando la sociedad moderna, ha afirmado. Es necesario ver, en este contexto, cómo el matrimonio habla y genera diferencias en las diferencias.

Ha presentado la institución del matrimonio en una cultura posmoderna en la que se tiende al "hasta que me sea útil". Sin embargo esta institución promueve el para siempre y sobre todo hace asumir roles diferentes.

Es fundamental mostrar el "respeto al matrimonio como unión fuerte para toda la vida". La cultura nace en la familia, y donde hay cultura hay vida. "La institución del matrimonio demuestra la alianza entre las diferencias".

El profesor Miguel Yañez SJ es director del departamento de Teología Moral y profesor extraordinario de Teología Moral.

Ha desarrollado la pastoral familiar en el Centro de Investigación y Acción Social (Buenos Aires, Argentina). Ha recordado que primero hemos escuchado la aportación de la psicología desde la terapia familiar y de la sociología familiar. La comunidad cristiana es parte de esta sociedad. En la sociedad actual se puede percibir la sensación de soledad y carencia afectiva. Aquí aparecen signos de desorientación, vacío existencial.

Ha hablado de la dimensión de experiencia personal. Ha proseguido diciendo que no podemos ser jueces de esta generación, como si hubiera aparecido sin ninguna relación con el pasado. Hoy no se cree en la idea de mantener una institución si ya no se basa en los principios en los que se basaba al principio. Poner en el centro de la preocupación a la persona humana en un contexto relacional. Capacidad de convertir las crisis en oportunidades. Ha interpelado a ser creativos. Para el debate posterior ha propuesto algunas preguntas sobre la libertad, la autoconciencia, la libre responsabilidad y el desafío de ser uno mismo.