'La liberación de los misioneros en Camerún es una gracia de Dios'

El cardenal Filoni inició que los dos sacerdotes y la religiosa están bien

Roma, (Zenit.org) Redacción | 522 hits

“Damos gracias a Dios por este momento de alegría para la Iglesia de Camerún y la iglesia de proveniencia, tanto de los dos sacerdotes, como de la religiosa”. Estas fueron las palabras del cardenal Fernando Filoni, Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, al conocer la noticia de la liberación de los dos sacerdotes italianos Fidei Donum, don Giampaolo Marta y don GianAntonio Allegri, y de la religiosa canadiense, la hermana Gilberte Bussier, de la Congregación de las Hermanas de Nuestra Señora de Montreal.

Lo indicó anoche la Agencia Fides en un comunicado refierido a la liberación de los religiosos, en la noche entre el 31 de mayo y el 1 de junio. Y añade que el cardenal ha podido reunirse con los secuestrados en Yaoundé, desde donde se prepara para regresar a Roma al termino de su visita pastoral a Camerún y Guinea Ecuatorial.

“Les he visto emocionados y felices y tengo que decir, en buen estado físico y psicológico. Ciertamente, el hecho de que los han mantenido siempre juntos les ha ayudado a apoyarse unos a otros”, afirmó el purpurado.

“Este ha sido un momento muy esperado --añade-- pero al mismo tiempo inesperado, no teníamos la mínima noticia de una posible liberación en estos días, aunque se estaba trabajando en ello. Se trata de una agradable sorpresa, sobre todo de una gracia. Ellos mismos me han dicho: podíamos sentir que la oración de la Iglesia estaba con nosotros y confiábamos en que la liberación podría ocurrir”.


Sobre la identidad de los secuestradores, el Cardenal Filoni dice: “La investigación está en manos de las autoridades civiles que mantienen una reticencia comprensible. Para nosotros, desde el punto de vista eclesial, nos interesa solo relativamente”. Los dos sacerdotes y religiosos fueron secuestrados el 4 de abril en la diócesis de Maroua - Mokolo, en el norte de Camerún