La libertad religiosa, único camino a la paz

Según el cardenal Oswald Gracias

| 2754 hits

BOMBAY, viernes 20 de agosto de 2010 (ZENIT.org) - “La libertad religiosa es la única y verdadera vía que lleva a la paz”, declaró el cardenal Oswald Gracias, arzobispo de Bombay y presidente de la Conferencia Episcopal india, comentando el tema elegido por Benedicto XVI para la próxima jornada mundial de la paz, el 1 de enero de 2011.

El tema de esta Jornada será “Libertad religiosa, camino para la paz”, “un tema muy importante para la India y para el mundo entero” y “una reflexión decisiva para el mundo actual y para la defensa de los derechos fundamentales del hombre”, subrayó el cardenal en una entrevista para la agencia Fides.

“Respetar la libertad religiosa – afirmó –, significa que ningún gobierno ni ninguna autoridad civil tiene derecho a interferir con la esencia y la libertad más profunda del corazón y del alma de un ser humano, diciéndole qué religión debía seguir o cómo debe adorar a Dios”.

“Este es uno de los derechos fundamentales del hombre, que como Iglesia defenderemos siempre”, añadió. “Ir contra este derecho es ir contra la paz y la fraternidad”.

Aplicando el tema de la próxima Jornada mundial de la paz al contexto indio, el cardenal Gracias evocó más precisamente “el contexto multireligioso y multicultural”, subrayando la presencia en India de “grupos que interpretan mal la religión, la instrumentalizan con otros fines y la convierten en un motivo de conflicto o de problema”, impidiendo toda armonía en la sociedad.

“Como Iglesia católica buscamos construir buenas relaciones con todo el mundo y construir un diálogo que sea respetuoso de la libertad: es un camino efectivo de la paz, un bien supremo. De este modo, como cristianos, estamos contribuyendo a la construcción de la familia humana".

Pero si el tema de la próxima Jornada Mundial de la Paz es útil para la Iglesia en la India, también es bueno para la Iglesia en Indonesia, dijo por su parte, monseñor Ignacio Suharyo, arzobispo de Yakarta.

"Discutir sobre un tema tan importante y delicado hace siempre bien – afirmó – porque también puede servir de reflexión en un contexto donde el derecho a la libertad religiosa es a veces difícil de vivir y realizar plenamente", comentó.

La Iglesia de Indonesia es muy activa en el ámbito del diálogo interreligioso.

"El tema de la libertad religiosa en todas sus implicaciones, sigue siendo el centro no solo de los debates, conferencias, discusiones entre los líderes religiosos en la sociedad civil, sino también a nivel político. Es bueno hablar y que este tema plantee preguntas y discusiones, que sean objeto y centro del diálogo".

"Estoy convencido de que la reflexión del Santo Padre, que no dejaremos de profundizar, en diálogo con otras comunidades y darle amplia difusión, nos ayudará en nuestras relaciones con otros líderes religiosos y comunidades ", concluyó.