La misión popular sigue siendo el método evangelizador de los redentoristas

Lo subraya el Capítulo General de esta congregación en Roma

| 498 hits

ROMA, 25 septiembre 2003 (ZENIT.org).- El XXIII Capítulo General de la Congregación del Santísimo Redentor, conocida popularmente como redentoristas, empezó en Roma el pasado 15 de septiembre con el eslogan «Dar la vida por la abundante Redención».



la primera vez que participan laicos en esta asamblea de la congregación centrada en la misión y la formación moral.

El padre Pedro López, vicario provincial en España, ha explicado a Zenit que la misión sigue siendo una prioridad para los redentoristas.

«La Congregación del Santísimo Redentor fue fundada por San Alfonso de Liguori en 1732 con la finalidad de anunciar el Evangelio a los más abandonados del reino de Nápoles. Y el fundador tuvo claro desde el principio que el mejor medio para llegar a ellos eran las Misiones Populares».

«Desde entonces --explica-- los redentoristas siempre hemos sido misioneros por los cinco continentes, y las Misiones Populares han sido la forma característica de los redentoristas para anunciar el Evangelio».

Los redentoristas entienden la Misión como «el anuncio explícito del Evangelio».

El padre López es consciente de que «han surgido nuevos métodos y nuevas presencias, pero se nos sigue conociendo por las misiones populares renovadas tanto en Europa como en el resto de los continentes».

«El hombre y la mujer de hoy tienen necesidad de sentirse amados por lo que son y no por lo que tienen --constata--; necesidad de vivir relaciones de calidad con otras personas; de encontrar respuestas a las preguntas fundamentales que hay en su mente y en su corazón como el sentido de su vida».

Esta necesidad de salvación no es evidente, reconoce el provincial español: «La necesidad existe. Lo que ocurre es que la sociedad en la que vivimos no deja que afloren esas preguntas porque nos lleva a un ritmo alocado y nos ofrece sucedáneos que parecen responder de manera superficial pero instantánea a lo que ansiamos encontrar»,

«Entonces, ¿qué podemos hacer?», se pregunta este padre capitular. Y responde: «Creo que nuestra primera misión, como cristianos, consiste en estar al lado del hombre y de la mujer de nuestro tiempo, porque es al hombre y a la mujer que Dios quiere hoy».

«Y desde la cercanía tratar de ofrecer, con el testimonio, un estilo de vida que cuestione al que esté a nuestro lado porque nos humaniza y ayuda a humanizar, porque ayuda a transformar el entorno, porque transmite felicidad. Y cuando surjan las preguntas en el otro, entonces debemos estar preparados para dar razón de nuestro ser y de nuestro vivir: Jesucristo. Y todo como una oferta, no como una imposición».

Los redentoristas son 5.701 religiosos y novicios, entre los cuales hay 4.185 sacerdotes esparcidos por todo el mundo.

Más información en http://www.cssr.com.