La música sienta bien a la salud: la experiencia del hospital Gemelli

Jóvenes músicos voluntarios inician un ciclo de conciertos para enfermos

| 712 hits

ROMA, 19 oct (ZENIT.org).- Si uno entra un miércoles a la cinco de la tarde en el Hospital Gemelli de Roma, de la Universidad Católica del Sagrado Corazón, se topa con la agradable sorpresa de encontrar, en la entrada, un buen número de enfermos, visitantes y amigos, escuchando un concierto de música.



Se trata de la iniciativa «Jóvenes Artistas en favor del Hospital», llevada adelante por médicos del Hospital Gemelli, institución que depende en última instancia de la Santa Sede y en el que ha sido ingresado en varias ocasiones Juan Pablo II.

Por una parte, constituye una oportunidad para los jóvenes artistas de dar un tiempo gratuito en favor de los enfermos y entrar en contacto con esta realidad y, por otra, introduce un factor de alegría y poesía en un lugar en el que abunda el sufrimiento.

La participación numerosa de los pacientes «ha confirmado --dice uno de los músicos, Bruno Scudellari-- el papel altamente positivo que la música puede cumplir al favorecer un lazo de solidaridad que nos pone en contacto con el mundo del sufrimiento».

El nuevo ciclo de «Jóvenes Artistas en favor del Hospital» se inició ayer con un concierto del cuarteto de clarinetes «Teleion», compuesto por Michela Ferrucci, Rina Mastrototaro, Bruno Scudellari y Roberta Pigliacampo, que interpretaron música de Mozart, Weill, Endresen, Piazzolla, Gualdi, Zemp y Debussy.

La iniciativa, dijo ayer uno de los impulsores de la iniciativa, el profesor Pietro Bria, jefe del Departamento de Psiquiatría del Gemelli, «nace como espacio de encuentro y de contacto humano, verdadero "corazón" impulsor del hospital donde se pueden reconstituir las manifestaciones de afecto que la experiencia de la enfermedad ha interrumpido o, incluso, puesto en crisis».

«Es también --añadió-- una nueva relación con los jóvenes artistas y con el arte que representan. Son jóvenes, en vía de afirmación, que ofrecen voluntariamente, una hora a la semana, su música al Hospital. El encuentro que quiere ser, al mismo tiempo, testimonio de solidaridad».

El ciclo tiene lugar todos los miércoles, a las cinco de la tarde, y se cerrará el 13 de diciembre con la actuación del Coro Cima, dirigido por Sergio Siminovich, que, además de su actuación, realizará el experimento coral con el público «Cantemos con el Coro».